Ramírez se “olvida” de autorización a fiscales

El titular de la Cámara de Diputados, Juan Bartolomé “Ancho” Ramírez, se volvió “amnésico”, ya que alega que “no recuerda” los términos de una conversación con la fiscala Victoria Acuña, donde autorizó el retiro de legajos en el caso de José María Ibáñez, cuya defensa justamente ataca este “vicio”.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

Cargando...

En la víspera trascendieron los términos de la declaración testimonial que tuvo que efectuar Acuña en el despacho del parlamentario liberal.

Esta diligencia se realizó el pasado 22 de mayo y lo sorprendente es el “olvido” de una autorización otorgada a Acuña y su colega José dos Santos. De acuerdo a los datos, el 29 de noviembre de 2013 los agentes realizaron una constitución fiscal que fue muy publicitada en los medios de prensa y por la cual se accedió a fotocopias de los legajos de los “caseros” Favio Ernán Gómez, Viviana Patricia Falcón y Éver Isaac Falcón, imputados por cobro indebido de honorarios.

Justamente, esta circunstancia es tomada como irregular e ilegal por la defensa de José María Ibáñez, quien atacó la imputación fiscal porque supuestamente ese operativo se realizó sin orden judicial.

Esta “chicana” fue rechazada por el juez Miguel Tadeo Fernández, en primera instancia, pero recurrida en segunda.

En la contestación de la apelación, el Ministerio Público pidió nuevamente su rechazo, ya que insiste en que se accedió a copias de los legajos de Recursos Humanos, consignadas en actas labradas, tras la autorización telefónica del presidente de la Cámara Baja. La orden positiva fue acatada por el propio director de RR.HH., Lic. Ricardo Vaesken.

A la consulta puntual de si el 29 de noviembre de 2013, “Ancho” Ramírez “autorizó a entregar los legajos”, este indicó: “No recuerdo la fecha, pero sí que hablé con la fiscala y con Vaesken. Soy contundente en que hablé con ellos, pero los detalles no recuerdo”, señaló el parlamentario.

Ramírez también fue consultado respecto al sistema de contratos de funcionarios. En este punto, indicó que cada diputado es responsable de sus funcionarios, debido a que en un recinto donde hay 1.200 dependientes es imposible retener quienes se presentan o no a trabajar.

Sin cámara

La cámara de apelación que estudiará la petición de Ibáñez todavía no fue sorteada, pese a que la fiscalía contestó el incidente el 29 de mayo pasado. Esto es así porque la defensa del parlamentario no realiza copia de las compulsas y no puede remitirse a sorteo.

Descarado pago de sueldos

El diputado José María Ibáñez y su esposa Lorena Plabst soportan imputación por el descarado pago de sueldos a sus empleados particulares de una quinta ubicada en Areguá, Favio Ernán Gómez, Viviana Patricia Falcón y Éver Isaac Falcón. También se encuentra procesada María Liz Gutiérrez, directora de Gabinete de la oficina del Parlamentario.

Los “caseros” percibían irregularmente salarios de G. 2.500.000 en la Cámara Baja. La esposa de Ibáñez quedó pegada al proceso porque giró dinero de los salarios a su cuenta particular. El 30 de junio próximo se cumple la fecha de acusación contra los caseros, Plabst y Gutiérrez, mientras que para el parlamentario recién el 24 de setiembre.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...