Una mujer fue asesinada junto con su marido y culpan a su padre y hermano

Un agricultor y su esposa fueron eliminados a balazos en su chacra por parte del propio padre y el hermano de la mujer, según relata uno de los familiares de las víctimas. Los presuntos responsables están detenidos.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

SAN ESTANISLAO (Sergio Escobar Rober, corresponsal). El doble homicidio se produjo ayer aproximadamente a las 13:00, en la compañía Diez Mil Santa Teresa, jurisdicción de esta localidad, donde perdieron la vida Arsenio Díaz (46) y su esposa Ana Raquel Esquibel (36), domiciliados en el lugar de los hechos.

Los presuntos autores son Marcos Esquibel (69), padre de la mujer, y Amado Esquibel (38), docente, hermano de la citada víctima.

Datos preliminares refieren que Díaz presenta una herida de arma de fuego en el cuello, presumiblemente de escopeta calibre 12, y una lesión cortante en la cabeza, mientras que su esposa recibió un proyectil en el rostro, aparentemente con la misma arma con la que dispararon a su cónyuge.

La pareja falleció en el mismo lugar donde recibió los disparos.

El luctuoso episodio sucedió en la chacra de los ahora fallecidos, aparentemente como consecuencia de una discusión entre víctimas y victimarios, generada luego de que Arsenio y su esposa les habrían reclamado a padre e hijo que arreglen sus alambradas para evitar que sus animales vacunos sigan perjudicando los cultivos que posee con su mujer, teniendo en cuenta que sus lotes están pegados uno al otro.

Testimonio

Un vástago menor de las víctimas, con las iniciales G. D. E., manifestó que junto con otro hermano más pequeño se encontraban ayudando a sus padres en la siembra de plantines de piña, cuando de repente observaron que su abuelo y su tío, armados con una escopeta calibre 12 mm y un revólver calibre 38 mm, llegaron al lugar.

Expresó que uno de los visitantes dijo a su padre, Arsenio, que “no era nadie” para exigirles que pongan bien sus alambradas y ya apuntó el arma en dirección a ellos. Agregó que en ese momento su progenitor trató de correr hacia su vivienda, que queda a unos trescientos metros del sitio, pero que los atacantes dispararon a la cabeza de sus padres.

“Yo vi muy bien cuando mi tío le voló el cráneo a mi papá y también a mi mamá, primeramente mi tío le disparó a ellos con la escopeta, y luego mi abuelo con el revólver 38. No contento con la muerte de nuestros padres miraron a su alrededor y cuando nos vieron que estábamos a unos cien metros del sitio también trataron de matarnos realizando varios tiros detrás nuestro, pero por suerte no nos alcanzaron porque corrimos hasta la casa”, dijo el menor.

Amado Esquibel, sindicado como el principal autor de los disparos mortales, dijo en su defensa que los culpables son su cuñado y su hermana por haber incitado a la reacción de él y de su padre. “Ellos comenzaron el problema. Además yo no disparé el arma, pero sí mi papá porque ya no tenía otra salida. Mi hermana y su marido siempre nos maltrataban y nos tenían amenazados y eso fue el motivo de la desgracia”, aseveró.

Ambos acusados fueron aprehendidos por la policía y trasladados a la comisaría 8ª de esta ciudad a disposición del Ministerio Público a cargo de la fiscala Lilian Ruiz.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...