La ópera en el Paraguay

La ópera es la más completa de las expresiones artísticas. En ella se reúnen las artes plásticas, el teatro, la danza, la música, con el canto como principal protagonista.

La historia de esta manifestación en nuestro país comenzó en la posguerra del 70 aunque nunca ha sido muy sistemática. En la actualidad, la Opera de la Universidad del Norte ha dado continuidad a las presentaciones.En 1987 Florentín Giménez compuso Juana de Lara, la que se puede considerar como la primera ópera nacional, con textos de Milciades Jiménez y Velázquez. Fue estrenada ese mismo año, en el Teatro Municipal, con motivo del 450 aniversario de la fundación de Asunción.   

Pese a ser esta la primera ópera netamente paraguaya, existen antecedentes históricos que fueron rescatados por el maestro Luis Szarán en su valioso Diccionario de la Música.   

"La historia de la ópera en el Paraguay se inició con la primera presentación pública, en Asunción, en 1887, a cargo de la compañía Italiana de Opera Bufa dirigida por Guillermo Januski. Esta agrupación presentó El Barbero de Sevilla, Lucía de Lammermoor, La Sonámbula de Bellini, Dinorah de Meyerber, Mefistófeles de Boito y otras. La compañía permaneció hasta 1888, y luego se disolvió".   

Cuenta Szarán que tanto esta como las que se sucedieron eran grupos itinerantes, que recorrían los diferentes países de América. En la capital se presentaban en el Teatro Nacional (hoy Municipal) en condiciones poco favorables, como escasa respuesta del público, asistencia técnica deficiente, orquestas reducidas, integradas a lo sumo por 15 a 20 músicos, y coros de igual factura.   

En 1890, en un intento por mejorar la situación, Cantalicio Guerrero organizó la primera Orquesta Nacional, subvencionada por el Estado e integrada por 40 músicos. Con dicha agrupación acompañaba las representaciones teatrales y líricas que se presentaban en el Teatro Nacional. En 1896 se presentó la doble compañía (Lírico-Dramática) bajo la dirección de Romeo Dionisi, considerada por la crítica como una de las mejores, entre las que llegaron al país.   

En su repertorio figuraban: Fausto, La Traviata, Ernani, Cavalleria Rusticana, La Forza del Destino, Aída y otras. Otra compañía lírica se presentó en 1898. Entre las actividades más llamativas resaltan el estreno de La Boheme de Puccini, en 1902 –a solo cinco años de su primera representación en el Teatro La Fenice de Venecia, Italia, a cargo de la compañía dirigida por el Maestro Cendalli–.   
   
Una temporada de tres meses realizó en 1903 la compañía lírica dirigida por Francisco P. Barbat. En su repertorio figuraban: Carmen y Tosca (estrenada en Roma en 1900). En mayo de 1906 la compañía de óperas Tornessi, con el maestro concertador Armando Galleani ofreció: Aída, Fausto, La Gioconda, Un Ballo in Maschera, Il Pagliacci, Manón, Norma y otras.

En 1907 vino la compañía lírica Rivas, con la dirección del celebrado La Mura, que ofreció 40 días de actuación. El maestro había  reclamado públicamente al Teatro por la falta de un arpa de concierto, instrumento fundamental para muchas obras. En 1912 se presentó la compañía de operetas Cittá di Milano y en 1917 la compañía lírica Italiana Victor Riva.

Elencos nacionales
   
Los elencos nacionales de ópera no han existido en forma estable, salvo por esfuerzos personales y en forma interrumpida. Uno de los impulsos decisivos se debió a Sofía Mendoza a través de su labor docente, al frente de la Escuela Nacional de Canto, refiere Szarán.   
   
A partir de 1945 presentó, con artistas nacionales, primeramente fragmentos de obras famosas (Matrimonio Secreto de Cimarosa y Rigoletto de Verdi) y luego, en 1950, ofreció en versión completa Cavalleria Rusticana. En 1954, Madame Butterfly con Judith Ocampos, Aura Mendoza, R. Achinelli, R. Aigner, D. Sarubbi y la dirección orquestal de Carlos Lara Bareiro, y en 1963 la opereta española Katiuska con Ana María Casamayouret, Oscar Barreto, I. Ortiz, A. del Puerto y dirección orquestal de Kurt Lewinson.   
   
El más trascendente de los emprendimientos, con el objetivo de conformar un verdadera compañía nacional de operas, constituyó la creación del Centro Lírico del Paraguay, en 1974. Por iniciativa e impulso personal de Michele Annicchiarico –sin apoyo oficial– se presentaron ese año ciclos de conciertos líricos, y desde  1975 temporadas anuales de ópera, Cavalleria Rusticana (1975), La Boheme (1976), I Pagliacci, Madame Butterfly y Cavalleria Rusticana (1977), Tosca y la opereta Molinos de Viento (1979), Il Trovatore (1980), Tosca (1982), La Forza del Destino (1983), Carmen (1985), La Traviata (1986), Aída (1987).   
   
Participaban de estas representaciones principalmente artistas nacionales como: Judith Ocampos, Carmen Naumann, Ana María Casamayouret, Silvano Díaz, Lando Tessari, A. Centurión, Silvio Alvarenga, Pedro Román, Roberto González, Víctor Morínigo, Luis Gaona, Norma Annicchiarico, Estefana Galeano, Herminio Maldonado, O. Leguizamón, F. Sánchez.   

Los directores de orquesta Florentín Giménez, Luis Szarán y Miguel A. Echeverría, con la dirección general de Michele Annicchiarico. En el campo de la creación, el primer intento de obra nacional se debe a Otakar Platil con argumento de Josefina Plá, quienes dejaron inconclusa la opera Porasy, cuyo manuscrito se extravió en el SODRE de Montevideo, Uruguay.   

Con Juana de Lara, de Florentín Giménez, en 1987 surge la primera opera nacional, con textos de Milciades Jiménez y Velázquez. Fue estrenada ese mismo año, en el Teatro Municipal, con motivo del 450 aniversario de fundación de Asunción.   
   
El elenco estuvo conformado por: Ana María Casamayouret, Silvio Alvarenga, Miguel Angel Cabrera, Carlos Granada, Luis Gaona, L. González Núñez, P.B. Román y la dirección musical de Florentín Giménez y Luis Szarán.  Hubo 12 representaciones. En la década del 90 la actividad operística decayó notoriamente con la clausura del Teatro Municipal para su restauración.   

Unica Opera profesional

La única Opera profesional del Paraguay en la actualidad es la de la Universidad del Norte dirigida por Ana María Casamoyuret de Lacognata.   
   
En enero de 2002 UniNorte ofreció a los cantantes líricos la oportunidad de integrarse a la quijotesca tarea de difundir la cultura a través del canto lírico. Llamó a audición a solistas y coreutas, y un jurado internacional seleccionó a los mejores. Siendo director de la Compañía el paraguayo Pedro Pablo Vera Ayala, durante su primer año, la Opera se dedicó a afianzarse y consolidarse como grupo, a través de unos cuarenta conciertos en la capital y el interior del país. Al primer director le sucedió la italiana Francesca Bellucci. Y desde 2005 la compatriota Ana María Casamayouret está al frente.   
   
Actualmente, la Compañía cuenta con más de 150 miembros, y una historia de 22  producciones llevadas a escena junto a otros conciertos. Frecuentemente, el Ballet de la institución forma parte de los espectáculos de la Opera de UniNorte, cuyas interpretaciones se ajustan fielmente a los exigentes requerimientos de las obras universales, tal como los concibieron sus creadores: cantantes líricos de primer nivel, acompañamiento a cargo de orquesta sinfónica en vivo, escenografía y vestuario de época, señalan los responsables.    
   
Estrenada por la Compañía en 2005, la obra más representada por la Opera de la Universidad del Norte es la zarzuela paraguaya María Pacurí, de Juan Carlos Moreno González y Manuel Frutos Pane. Fue protagonizada por la primera soprano de la Opera Rebecca Arramendi, considerada  revelación de la temporada 2004.

Hoy se reúne a los mejores intérpretes de ópera que hay en el país, nacionales y extranjeros. Algunos solistas que se destacan hoy son: las sopranos Marisol Soto, Rosanna Sosa Suárez, Lorena Gómez y Bárbara Pereira; la mezzosoprano Monserrat Maldonado, Mirna Celano; los tenores Reinaldo Samaniego, Miguel Coronel e Ignacio Zubizarreta; los barítonos Roberto Etienne, Luis Ocampos y Juan Angel Monzón; y los bajos Nicolás Román y Alejandro Méndez Mazó.     En carácter de invitados actuaron estrellas internacionales como el tenor austríaco Peter Svenson.
   
1- Gran parte de las obras maestras más emblemáticas de la lírica universal fue abordada por UniNorte,  recorriendo todos los estilos, de la tragedia a la comedia, del verismo al impresionismo, de la armonía perfecta a la disonancia.

2- Algunos títulos del repertorio de la Opera son: La Traviata, Aída, Rigoletto, Il Trovatore, Nabucco (Verdi); Madama Butterfly, Tosca, La Bohème, Gianni Schicchi (Puccini); El barbero de Sevilla (Rossini); L’elisir d’amore (Donizetti).

3-  La Orquesta y el Coro de la Opera de UniNorte presentarán su  homenaje del año al Bicentenario de la Independencia nacional los próximos viernes 20 y sábado 21 de mayo, a las 20:30, en la explanada de la Catedral de Asunción.
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.