Los pilares de la Educación

Desde 1996 cuando Unesco publicó “La educación encierra un tesoro”, redactado por Jacques Delors, está asumido universalmente que la educación debe construirse sobre cuatro pilares con sus respectivas ciencias auxiliares de la Pedagogía. Estos pilares y sus ciencias son: 1. Aprender a conocer (construido con la Epistemología). 2. Aprender a hacer (con la Filosofía y la Psicología de la acción). 3. Aprender a vivir juntos (con la Sociología). 4. Aprender a ser (con la Antropología y la Psicología).

A estos cuatro pilares y sus ciencias actualmente hay que añadir un quinto pilar, dado que ante los cambios permanentes y acelerados provocados por los descubrimientos científicos y las novedades tecnológicas, la educación tiene que mantenerse en todas las edades, porque necesitamos estar aprendiendo y adaptándonos a los cambios continuos, lo que exige aprender a aprender.

¿Son estos los pilares de nuestro sistema educativo? Es posible que estén citados en los discursos e incluso en el texto de los documentos, pero ciertamente en la realidad no vemos tales pilares y menos aún las ciencias auxiliares que los sustentan.

El MEC no tiene definida la Antropología educativa, es decir, no ha debatido ni definido qué tipo de ser humano, varón y mujer, quiere formar, cómo ayudar a los educandos para que logren desarrollar y madurar sus cuatro dimensiones esenciales constituyentes, la dimensión biológica-corporal, la psicológica, la social y la espiritual, con todas sus potencialidades y variables de personalidad; ni siquiera está elaborado el perfil humano básico del egresado y los instrumentos técnicos para medir su logro Difícilmente los estudiantes podrán “aprender a ser” si no saben qué y cómo es el ser humano y cómo desarrollarse y personalizarse. ¿Con qué parámetros e indicadores se evalúa si los alumnos aprendieron a ser? Las evaluaciones miden casi exclusivamente la adquisición de conocimientos y quizás… alguna competencia, y alguna conducta, pero ¿miden si aprendieron a “ser”? ¿Dónde está el pilar del “aprender a ser”?

Semejantes preguntas podemos hacer sobre el tercer pilar. ¿Aprenden nuestros niños, adolescentes y jóvenes a “vivir juntos”? Los educadores tenemos que ser sinceros y reconocer la realidad con realismo. En mi opinión la sociabilidad está en crisis decreciente. Aumenta el número de delincuentes y criminales, de corruptos, de narcotraficantes, productores y consumidores de drogas, crecen la violencia, las violaciones el bullying en las escuelas y los feminicidios, los ladrones urbanos y los de guantes blancos instalados en las instituciones del Estado con impunidad; las cárceles están saturadas aun progresando el número de abogados, fiscales y jueces corruptos. Hay quienes ideológicamente sostienen como estrategia la lucha de clases; la inequidad social es tan grave que casi un ciudadano de cada tres vive en situación de pobreza y más de setecientos mil paraguayos comen solamente una vez al día… Es evidente que la educación no está enseñando a vivir juntos. ¿Cómo podría hacerlo si el sistema educativo no tiene definida su Sociología educativa? ¿Dónde está en el MEC la descripción pedagógica profesional del modelo de sociedad que deben proponer a los estudiantes? Si no tenemos definidos pedagógicamente el modelo de ser humano ni el modelo de sociedad, ¿en qué pilares se apoya nuestra educación?

PUBLICIDAD

Los empresarios se quejan de que nuestros jóvenes bachilleres no salen de las instituciones educativas capacitados para trabajar y las universidades lamentan que dichos bachilleres llegan a sus puertas sin competencias para encarar los estudios universitarios, algunos ni siquiera alcanzan a tener lectura comprensiva. ¿Por qué no “aprenden a hace? Todavía hay profesores que “dictan” clases, que exigen que los alumnos memoricen lo que ellos explican y que lo repitan tal cual literalmente. La mayoría de las escuelas no tienen laboratorios y, por tanto no se aprende en la acción; los alumnos son convertidos en grabadoras. ¿Dónde tiene el MEC su filosofía, su Psicología y Pedagogía de la acción?

Quien no aprende a conocer queda hundido en la ignorancia. Hace décadas Glasersfeld, Piaget y Vygostki demostraron con el constructivismo que aprender a conocer es sobre todo aprender a construir los conocimientos. Nuestro sistema prefiere cargar la memoria de asignaturas y conocimientos, aunque no pocos sean caducos o estériles. Así es un pilar insostenible. ¿Dónde está la Epistemología del MEC?

Sin pilares, nuestra educación se derrumba.

jmonterotirado@gmail.com

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD