Revivir el campo

El sector productivo del departamento de Ñeembucú necesita un fuerte impulso para revivir. En las últimas décadas, con la combinación de eventos climáticos adversos y la caída de precios del principal rubro de la agricultura que es el algodón, él área cultivada se redujo al mínimo.

Como consecuencia de ese debilitamiento de la economía del Ñeembucú, los jóvenes y adultos en edad de trabajar migraron masivamente a otros puntos del Paraguay y del exterior. El escenario que actualmente se observa en el área rural no puede ser más deprimente; se multiplican las taperas y los pueblos están habitados casi con exclusividad por adultos mayores y niños.

La decadencia comenzó cuando el único rubro de explotación masiva y que ofrecía seguridad en la venta y rentabilidad desapareció al caer estrepitosamente los precios internacionales del textil. Hasta hoy el Ministerio de Agricultura y Ganadería no encontró rubros que sustituya “al oro blanco” y que renueve el entusiasmo de los labriegos de la zona.

En un reciente encuentro de agricultores en el distrito de Isla Umbú, el sector elevó su inquietud a las autoridades presentes. Entre los pedidos que consideran prioritarios se encuentra el mejoramiento del suelo, muy desgastado y que ya no ofrece posibilidades de una producción que compense el esfuerzo realizado.

Una mayor presencia de los técnicos y la transferencia de tecnología para adquirir métodos modernos de producción, abandonando la arcaica manera de cultivar, que siguen aplicando los labriegos del duodécimo departamento. Lamentaron la escasa disponibilidad de créditos oportunos y con bajo interés para financiar los proyectos que encaran los empobrecidos hombres del campo.

Los caminos que requieren en su gran mayoría de una transformación que permita superar el aislamiento que viven numerosos distritos del Ñeembucú, también formaron parte del reclamo. “Sin caminos no hay desarrollo”, se escuchó a varios labriegos que resaltaron que en las condiciones actuales es imposible interesar a los más jóvenes en las labores agrícolas.

Se espera que las nuevas autoridades implementen políticas de recuperación de la agricultura departamental, hoy reducida a su mínima expresión. Una política adecuada a las características del Ñeembucú permitirá que la población rural recupere la confianza y que esta estratégica zona sea repoblada, tras décadas de doloroso éxodo.

clide.martinez@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.