Imputan y piden prisión para Ramón González Daher e hijo

El fiscal de la Unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción Osmar David Legal imputó ayer a Ramón Mario González Daher por lavado de dinero y usura y a su hijo Fernando González Karjallo, por lavado. El agente solicitó para ambos prisión preventiva, porque pueden obstruir la investigación, así como embargos sobre sus inmuebles y cuentas bancarias e inhibición de vender y gravar bienes. Más de G. 184.000 millones no declaró al fisco.

LAVADO DE DINERO Y USURA
LAVADO DE DINERO Y USURA

Luego de realizar allanamientos a las viviendas y oficinas de González Daher y de González Karjallo, el fiscal Legal imputó a los exdirigentes deportivos del Club Sportivo Luqueño.

González Daher, también expresidente interino de la Asociación Paraguaya de Fútbol, fue imputado por lavado de dinero y usura, en calidad de autor, y en el caso de su hijo, González Karjallo por lavado de dinero, también en condición de autor.

La Fiscalía utilizó como elemento de convicción las declaraciones de los testigos Juan Eugenio Planás Gómez (de la sociedad Emprendimientos & Bussines SA) y Julio Adolfo Mendoza Yampey (de la firma M y T SA), presuntas víctimas de usura por montos multimillonarios, por parte de González Daher.

PUBLICIDAD

Prisión preventiva

Para ambos imputados, el agente del Ministerio Público solicitó que el juzgado a cargo del juez penal de garantías Humberto Otazú, imponga prisión preventiva ante el peligro que los mismos puedan obstruir la investigación fiscal.

El fiscal alega que los hechos punibles investigados pueden considerarse graves, lo que hace necesario el sometimiento de los imputados ante la justicia. Además, la Fiscalía tiene suficientes elementos que hacen presumir que los procesados son autores, cómplices o partícipes de los hechos punibles de lavado de dinero y usura, y porque, asimismo, existe fundado temor de que los mismos puedan obstruir la investigación penal.

PUBLICIDAD

Embargo

El Ministerio Público de igual manera solicita al juzgado que decrete como medida cautelar el embargo preventivo de los bienes muebles, inmuebles, de las cuentas bancarias y en cooperativas que estén a nombre de los imputados, títulos de créditos o valores colocados en entidades financieras, así como la inhibición de vender y gravar de los mismos.

El juez Humberto Otazú no solo hizo lugar al pedido de la fiscalía sino que también fijó audiencia para que ambos imputados comparezcan el 22 de noviembre y posteriormente se defina si ambos van o no a prisión.

Además, el magistrado estableció un plazo de 6 meses para que el Ministerio Público presente o no acusación contra ambos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD