Padres de Edelio se encadenan frente al Juzgado de Horqueta

Los padres del suboficial de Policía Edelio Morínigo Florenciano, secuestrado el 5 de julio de 2014 por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), se encadenaron ayer frente al Juzgado de Horqueta, en reclamo por el paradero del agente y reiteraron que mañana ingresarán al monte a buscarlo.

El ministro del Interior Euclides Acevedo (der.) habla con los padres de Edelio Morínigo, quienes se encadenaron ayer frente al Juzgado en Horqueta para exigir el paradero de su hijo secuestrado.
El ministro del Interior Euclides Acevedo (der.) habla con los padres de Edelio Morínigo, quienes se encadenaron ayer frente al Juzgado en Horqueta para exigir el paradero de su hijo secuestrado.Archivo, ABC Color

Apolonio Morínigo y Obdulia Florenciano, padres del uniformado, acompañados de algunos de sus hijos, nueras, nietos y hasta vecinos de la familia en la mañana de ayer llegaron desde Arroyito frente al Juzgado de Primera Instancia de Horqueta, departamento de Concepción, y en el lugar los padres de Edelio se encadenaron a un árbol ubicado frente a la sede judicial.

En el lugar colocaron carteles en los que pidieron a las autoridades competentes y al gobierno nacional una rápida respuesta al caso del suboficial que prestaba servicio en el puesto policial número 7 del asentamiento campesino núcleo 3 de Arroyito. Asimismo, exhibieron la fotografía del desaparecido y abajo se leía: “Ko’ápe roî, che memby tesarái noguahêi oreve. Rohechaga’uete (Aquí estamos, no nos olvidamos de ti mi hijo, te extrañamos mucho)”.

En tanto que en otro escrito exigieron el esclarecimiento de las amenazas recibidas por la madre de Edelio, supuestamente por parte de miembros del Comando de Defensa Interna (CODI).

Durante su permanencia frente al Juzgado –donde estuvieron unas cuatro horas– Obdulia dijo que su hijo no fue a realizar trabajo de inteligencia en los montes de la estancia “Macchi Cue”, donde lo secuestraron los del EPP. Aseguró que el policía fue de cacería con unos amigos y una vez más pidió información sobre el paradero del uniformado. “Como familia queremos saber qué pasó de él (Edelio), si está vivo o muerto, si ya falleció queremos tener sus restos para darle cristiana sepultura”, señaló.

PUBLICIDAD

La esposa e hijas del ganadero Félix Urbieta, secuestrado el 12 de octubre de 2016, llegaron hasta donde estaban a los padres del suboficial Edelio para dar su apoyo.

El ministro del Interior Euclides Acevedo, acompañado de varios jefes policiales, también se hizo presente y conversó con la familia de Edelio.

El 11 de abril del 2011, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) encontró un papel dejado aparentemente por los miembros del EPP en que se hablaba de la muerte de Edelio, pero el lugar de su presunta sepultura nunca se encontró.

PUBLICIDAD

Gesto de desesperación, dice ministro

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, calificó ayer de “un gesto de desesperación” la decisión de los padres del policía secuestrado Edelio Morínigo de encadenarse a un árbol frente al Juzgado de Horqueta. “Nosotros valoramos la decisión, tenemos que apoyar, es una decisión personal y de la familia, tenemos que respetar y apoyar. Vamos a hablar con Inteligencia para ver la seguridad, tenemos que tratar de coordinar, porque entendemos que es una decisión desesperada de la familia. No podemos prohibir, pero sí estamos obligados a proteger la vida de ellos”, sostuvo el ministro, quien estuvo en Horqueta. El secretario de Estado también visitó a familiares de Félix Urbieta, secuestrado en el 2016.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD