Salud Pública gastará US$ 5 millones en compra de software que no usará

El Ministerio de Salud Pública gastará US$ 5 millones para la adquisición de un software de gestión de recursos que prácticamente no se utilizará, pues desde este año, todas las instituciones deben unificar su información en un sistema puesto en marcha por el Ministerio de Hacienda.

El artículo 33 de la Ley del Presupuesto General establece que a partir de este año se debe contar con aprobación de Hacienda  para la compra de equipos.
El artículo 33 de la Ley del Presupuesto General establece que a partir de este año se debe contar con aprobación de Hacienda para la compra de equipos.Archivo, ABC Color

Unos G. 32.000 millones pagará el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, a cargo del ministro Julio Mazzoleni, a la firma Infocenter SA, representada por Lida Vera González, para la provisión de un sistema informático de planeamiento de recursos de gobierno (GRP por sus siglas en inglés).

De acuerdo con los datos, el proceso se llevó adelante a través de llamado con el ID 355.393 en la página de la Dirección Nacional Contrataciones Públicas (DNCP) que está bajo la titularidad de Pablo Seitz.

El contrato había sido firmado ya en diciembre pasado; sin embargo, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas ordenó que el proceso fuera retrotraído a la revisión de las ofertas debido a irregularidades cometidas en el proceso de adjudicación.

A pesar de esos cuestionamientos, la Unidad Operativa de Contrataciones del Ministerio de Salud Pública volvió a adjudicar a Infocenter, representante en Paraguay de la firma de software alemana SAP.

Casi no se utilizará

Contrataciones Públicas detectó que el Ministerio de Salud Pública adjudicó a las apuradas a Infocenter. Tan a las apuradas se realizó el proceso de adjudicación que la cartera de Estado no respetó siquiera los diez días hábiles establecidos en la Ley 2051 como período de protesta.

Curiosamente, la Ley del Presupuesto General de la Nación para el 2020 establece una serie de limitaciones para la compra de sistemas informáticos. Esto habría motivado el apuro con el que se realizó la adjudicación.

El Ministerio de Hacienda invirtió unos US$ 13 millones para el desarrollo del Sistema Integrado de Administración de Recursos del Estado (SIARE).

Básicamente, este software fue concebido como una solución orientada a cubrir las necesidades de gestión de información concernientes a la administración de los recursos financieros, los recursos humanos y los bienes de todos los organismos y entidades regidos por el Presupuesto General de la Nación.

El SIARE es la unificación de todos los sistemas informáticos que nació con la intención de generar un control real sobre los bienes del Estado. El Ministerio de Salud Pública está dentro de las instituciones que deberán pasar a utilizar este sistema.

En el artículo 33 de la Ley del Presupuesto General de la Nación, se establece que a partir de este año, las instituciones deberán contar con expresa autorización de Hacienda para la compra de sistemas informáticos GRP como el que adquirió el Ministerio de Salud a finales del año pasado a las apuradas.

A partir de este año, todo el sistema informático de Salud también debía pasar a integrarse al SIARE que ya se encuentra en modo de prueba.

Según el contrato firmado por Salud Pública con Infocenter, el proceso de implementación del software GRP durará tres años. Para ese entonces, todo el sistema de gestión de los bienes de la cartera debería estar ya incluido en el SIARE.

Es decir, se destinaron cerca de US$ 5 millones para un software que prácticamente no será utilizado por la cartera de Estado, precisamente en momentos de extrema necesidad de optimización del gasto de los recursos financieros públicos.

Irregularidades varias

Documentos y fuentes a las que tuvo acceso ABC Color ya habían alertado meses atrás sobre las numerosas irregularidades que rondaron a la licitación para la compra del software GRP del Ministerio de Salud Pública.

Una de las cuestiones más llamativas es que el sistema que adquirió Salud generaría dependencia tecnológica, puesto que no cuenta con licencias ilimitadas. Esto implicaría un sobrecosto encubierto para una ampliación o necesidad de cobertura a todas las dependencias de la cartera de Estado.

Esta situación salta en plena emergencia sanitaria que decretó el Gobierno Nacional para el combate al covid-19 que causa estragos en nuestro país y todo el mundo.

juan.lezcano@abc.com.py