Clan Ferreira importó tapabocas y trajes de protección sin marca

Las empresas de Justo Ferreira entregaron al Ministerio de Salud Pública insumos de bioseguridad de dudoso origen. Según revelaron autoridades, mascarillas y trajes de protección llegaron al aeropuerto Silvio Pettirossi sin marca alguna, pero cuando fueron entregados en el Parque Sanitario mágicamente ya la tenían.

EL CUENTO CHINO DE LOS INSUMOS DE FERREIRA
EL CUENTO CHINO DE LOS INSUMOS DE FERREIRA

En conferencia de prensa realizada ayer, el ministro Julio Mazzoleni anunció el rechazo parcial de los insumos y equipos de bioseguridad que debían proveer las empresas Insumos Médicos SA y Eurotec SA, ambas de Justo Ferreira.

El ministro dijo que definitivamente se rechazaron las camas y los protectores oculares que formaban parte del lote adjudicado por el Ministerio de Salud. Sí se aceptaron las mascarillas quirúrgicas.

Sin embargo, las mascarillas de tipo N95 y los trajes biomédicos siguen en revisión porque, si bien fueron aceptados en términos técnicos, tienen cuestionamientos en el aspecto jurídico.

En ese sentido, el ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio, quien es coordinador general de la Comisión Especial de Supervisión de Compras covid-19 indicó que se identificaron incongruencias documentales con respecto a estos equipos.

Giuzzio indicó que se detectó que las mascarillas y los trajes ingresaron al país sin marca alguna. Así lo revelan informes de la Dirección Nacional de Aduanas que realizó la verificación de las mercaderías en los depósitos del aeropuerto Silvio Pettirossi.

Sin embargo, cuando los mismos equipos fueron entregados al Ministerio de Salud Pública en el Parque Sanitario, ya aparecieron con la inscripción de la marca HK, marca que las empresas de Ferreira se habían comprometido a proveer.

Giuzzio adelantó que si las empresas no consiguen levantar las objeciones, se considerará como otro incumplimiento contractual y podría representar eventuales acciones legales.

Ley de marcas sanciona

El artículo 84 de la Ley 1294 establece como una infracción al derecho del titular de una marca “aplicar o colocar la marca o un signo distintivo semejante sobre productos para los cuales se ha registrado la marca”.

Las firmas de Ferreira deben explicar ahora por qué importaron productos y recién en territorio paraguayo les agregaron las marcas.

La adquisición de una marca determinada busca asegurar calidad y soporte en caso de fallas. Algo que no podría ocurrir si se entregaron productos diferentes a los supuestamente ofertados.

No ejecutan póliza

Mazzoleni, por su parte, se mostró tibio y no quiso entrar en críticas sobre la situación de la empresa. De hecho, el titular de Salud Pública dijo que hasta el momento no tienen definido si presentarán acciones legales contra las empresas proveedoras y funcionarios estatales que podrían haber incurrido en irregularidades.

El ministro reconoció que ni siquiera se ha iniciado aún acción legal alguna para ejecutar la póliza sobre los G. 18.000 millones que recibieron las empresas de Ferreira en concepto de adelanto. “Estamos revisando si con lo que aceptamos no se equiparan los montos”, dijo.

Mazzoleni incluso desconoció informes de la regente del Parque Sanitario que fueron publicados en redes sociales.

Imedic y Eurotec fueron adjudicadas con G. 85.000 millones para proveer estos equipos. Hasta ahora solo entregaron el 30% de ellos.

El perjuicio del incumplimiento por parte de estas empresas no solo afecta la cuestión económica, sino a toda la diagramación de las siguientes etapas de la “cuarentena inteligente”.

Según las propias autoridades, los insumos eran vitales para la flexibilización de las medidas en un país que lleva más de dos meses encerrado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD