Alguien que lo ayude con su ropa

El defensor del pueblo, Miguel Ángel Godoy Servín, dijo que generalmente cuando viaja al exterior, lo hace acompañado con más personas, ellas de confianza y de sexo masculino. El objetivo es, aseveró, “tener personas de confianza para testimoniar a dónde fuimos, documentar las actas y esas cosas”.

“Generalmente me voy con dos personas y del sexo masculino para evitar especulaciones; anteriormente se hacían los viajes con 7, 8 chicas. Creí que si viajo con dos secretarios iría a tener menos posibilidad de que se me baje la caña gratuitamente”, señaló.

En este contexto, el defensor del pueblo aseveró que viajó con el chofer porque lo que este hacía era cumplir la función de secretario, “en el sentido de pasarme los documentos, estar pendiente de los horarios, de darme una ayuda operativa”.

El argumento de Miguel Ángel Godoy Servín para llevar acompañantes incluso a cursos de capacitación –como los de Santo Domingo– fue que: “necesito siempre un asistente porque nos piden que hagamos nuestros trabajos, poniendo nuestras notebooks, fotocopias de expedientes...”.

PUBLICIDAD

El alto monto cobrado en concepto de viáticos, Godoy lo justificó aseverando que incluían hotel y traslados. Contó que en Buenos Aires, Argentina, que “es carísimo”, él y sus acompañantes usan taxi y que un servicio de este tipo hasta las provincias puede costar G. 3.000.000.

“Si logré viáticos, creo que eso se fue todo en costos de traslado y estadía. Y me parece que por lo menos puedo llevarle a una persona que me pueda ayudar con mi ropa, mis bultos, mis libros”, se excuso Godoy.

El defensor del pueblo, sin embargo, admitió que el ente a su cargo tiene poco presupuesto y que a veces no hay ni para combustible.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD