Colombianos entrenan a militares en tácticas de combate irregular

Instructores del Ejército de Colombia entrenan a militares paraguayos en combate irregular para hacer frente al EPP. El primer contingente de 80 efectivos concluyó ayer el adiestramiento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RAMXLGUVYNEMRMHZHORQKMCMWQ.jpg

El presidente de la República, Horacio Cartes, se reunió ayer con la cúpula castrense en la sede del cuerpo de apoyo de combate de la Armada, en la zona de Puente Remanso, para observar el cierre del curso de instrucción en combate irregular dictado por instructores colombianos. Este primer adiestramiento alcanzó a 80 efectivos de las tres armas y se dictó durante siete semanas.

El mayor José Agreda, del Ejército de Colombia, encargado de la instrucción, se mostró conforme con los resultados. “Es un plan piloto que iniciamos con estos 80 jóvenes. Afortunadamente, nos fue muy bien, y aspiramos seguir realizando el curso”, indicó.

Remarcó que el entrenamiento fue intenso para dar capacidades terrestres, aerotransportadas y fluviales a los efectivos. Aseguró que, una vez terminado el curso, los combatientes “están en capacidad de trabajar en cualquier tipo de terreno y en cualquier condición”.

Insistió en que el objetivo es “ambientarlos para un conflicto interno, conflicto irregular, para que estén en capacidades de actuar en condiciones de guerra irregular. Ustedes saben que no es igual un conflicto armado entre dos países que tener una amenaza interna. Entonces, tienen que saberlo manejar y contextualizarse en este tipo de conflicto”, indicó.

PUBLICIDAD

Estos cursos de formación dictados por Colombia apuntan sobre todo a preparar efectivos para combatir en la zona norte del país donde opera el EPP. Agreda confirmó que estos cursos apuntan básicamente a “llevar al combatiente a trabajar bajo presión para que esté en capacidad de liderar pequeñas unidades en combate irregular”.

Explicó también que el proceso de formación estuvo dividido en cuatro partes. Una técnica, en la que se les entrenó en el conocimiento y manejo acabado de armas; una táctica, en que se llevó a los efectivos a trabajar bajo presión controlando su equipo de combate; otra física, en que se les exigió al máximo en terrenos hostiles, y una humanística, en que se trabajaron las cuestiones jurídicas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD