Cristina tejió una red que protege la ilegalidad

La diputada Cristina Villalba, supuesta integrante de la rosca que protege a la banda de narcos que mató a nuestro corresponsal Pablo Medina, tejió toda una red con tentáculos en diferentes tipos de ilegalidades.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2QBWXEDQA5G4DAEZN6Q5QCQCDA.jpg

El gobernador de Canindeyú, Alfonso Noria (ANR), es uno de sus títeres, que en poco tiempo logró amasar una fortuna. Noria Duarte, de un simple profesor de educación física, en menos de cinco años pasó a ser un potentado del departamento de Canindeyú, según él, con el dinero obtenido luego de ejercer “todos los trabajos lícitos habidos y por haber”.

Según el comentario popular en Curuguaty, el actual gobernador, luego de dejar la intendencia de la referida ciudad, empezó a construir un verdadero búnker valuado en más de tres millones de dólares.

De este modo, el político se mudó de una modesta vivienda cerca de la Municipalidad de Curuguaty al envidiable complejo que ahora presume en las afueras de la ciudad.

PUBLICIDAD

Los lugareños le atribuyen varios negocios importantes instalados en la ciudad, pero que serían manejados por prestanombres, como una playa de venta de vehículos.

Muy conocido por su afición a las carreras de caballos, construyó hasta una caballeriza climatizada en el predio de cinco hectáreas donde vive.

Uno de sus principales colaboradores, el administrador de la subsede de la Gobernación de Canindeyú, Miguel Paniagua Moreno, por ejemplo, presume hasta en las redes sociales y por toda la ciudad de una lujosa camioneta Toyota Hilux gris, sin chapa, que sería robada en Brasil.

PUBLICIDAD

El mencionado rodado “mau”, incluso, fue utilizado por la comitiva del gobernador Noria Duarte para el traslado de su primer anillo a la capital del país, cuando este asumió oficialmente el cargo, de la mano del presidente Horacio Cartes.

Estas y otras irregularidades encabezadas por el propio jefe departamental eran permanentemente denunciadas por el periodista Pablo Medina, corresponsal de este diario. Finalmente decidieron eliminarlo.

Noria Duarte y su “madrina” política, la diputada María Cristina Villalba, están sospechados de dar protección a la red del intendente prófugo del distrito de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta Marques, supuesto mandante del crimen del periodista de nuestro diario Pablo Medina. Un hermano del jefe comunal, Wilson Acosta Marques, sería uno de los autores materiales.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD