Fiscala pide legajo de pareja de su colega, en el caso de los planilleros

La fiscala Susy Riquelme pidió el legajo y las planillas de asistencia de Monserrat Dávalos, pareja del fiscal Aldo Cantero, en la mira por supuesto planillerismo en la Justicia Electoral.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/E7DODUB3UJG45MHXEOFDTFJ77Y.jpg

La agente, que indaga a la mujer por el hecho punible de cobro indebido de honorarios, remitió oficios a la Justicia Electoral en que solicitó copia íntegra del legajo, las remuneraciones percibidas, el cargo que ocupaba, manual de funciones y las planilla de asistencia de Dávalos, quien ingresó a la institución el 1 de octubre de 2014, según los datos.

Trascendió que Dávalos se alzó con viáticos de unos G. 3.500.000 estando de permiso por maternidad.

A su vez, que percibió horas extras por más de G. 1 millón cuando estaba de vacaciones, en enero de 2015. Por estos dos motivos, la misma incluso fue amonestada y apercibida en Recursos Humanos de la Justicia Electoral.

La mujer obtuvo un cargo de directora y cobraba un salario que incluso llegaba a G. 20 millones mensuales, con otros beneficios.

A esto se suma que su nombramiento en la Justicia Electoral salpica a su pareja, el fiscal de Delitos Económicos Aldo Cantero, debido a que se dio de forma sugestiva.

Esto es así porque de acuerdo a los antecedentes Dávalos fue nombrada el 1 de octubre de 2014, con el agregado de que casi un mes antes, el 9 de setiembre del mismo año, el fiscal Cantero había pedido la desestimación de la investigación por contratos de arrendamientos en Paraguarí, Caacupé y San Pedro en los que se inflaron 10 veces los precios y el monto de la adjudicación llegó a un millón de dólares.

El agente del Ministerio Público no habría profundizado la investigación, precisamente para favorecer al entonces presidente del TSJE, Alberto Ramírez Zambonini, quien luego supuestamente influyó para el nombramiento de la pareja de Cantero en la Justicia Electoral.

De hecho fue el propio Ramírez Zambonini el que propuso su nombramiento, y luego contó con el aval de los otros dos ministros, Jaime Bestard (hoy presidente del TSJE) y María Elena Wapenka.

En su defensa, el fiscal Cantero explicó que no encontró daño patrimonial porque no se realizaron los pagos de los alquileres, por lo que no se configuraba el hecho punible de lesión de confianza y por ello pidió la desestimación de la causa.

La jueza María Gricelda Caballero había dado trámite de oposición al pedido, pero la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos ratificó el pedido de “archivo”.

En cuanto al nombramiento de su pareja, el fiscal negó haber tenido intervención y dijo que “ella tiene sus contactos”.

Dávalos, por su parte, dijo que concursó por el cargo ya en la época de Juan Manuel Morales (exministro).

Sumario y denuncia

La labor del fiscal Aldo Cantero en el caso de alquileres inflados de la Justicia Electoral es objeto de un sumario ordenado por el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón.

Además, el agente fue denunciado por la Coordinadora de Abogados del Paraguay, por su sospechoso archivamiento y el posterior nombramiento de su pareja Monserrat Dávalos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.