“Gastos sociales” para fundación de “generala”

Una fundación que no contaba siquiera con local propio y vinculada a la esposa del excomandante de las Fuerzas Militares Luis Gonzaga Garcete aparece entre las beneficiadas con fondos para “gastos sociales” que repartió a mansalva la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4DZUFJ4QNRBT5GXOO7HRKBQT5U.jpg

Solamente entre febrero y junio de 2016, la Fundación Nuestra Señora de la Asunción (Funsa) recibió unos 700 millones de guaraníes de los fondos para “gastos sociales” del lado paraguayo de Yacyretá. En dos años, la binacional repartió sin control US$ 28 millones en ese concepto.

El desembolso de los fondos coincidió con la época en la que Lucía Duarte de Garcete era presidenta de dicha fundación. En ese entonces, su esposo, el general Luis Gonzaga Garcete, hombre leal al entonces presidente Horacio Cartes, era el comandante de las Fuerzas Militares.

Según consta en las planillas de la EBY, el dinero fue entregado como “apoyo institucional” a las Fuerzas Armadas de la Nación; sin embargo, los propios documentos revelan que el dinero fue a parar directamente a manos privadas.

Como justificación para la cesión de los caudales, aparece la supuesta realización de una “acción cívica médico-odontológica”, que no detalla siquiera las zonas en las que debía ser realizada. En otro de los desembolsos señalan que el dinero debía ser usado para tareas civiles de apoyo a la Fuerza de Tarea Conjunta en la zona de influencia del EPP.

Lo llamativo del caso es que Funsa no contaba siquiera con un local propio. De hecho, en 2016 el diario ABC Color reveló que la organización presidida entonces por “la generala” funcionaba en un predio de las Fuerzas Militares y usaba a personal castrense como funcionarios. Duarte de Garcete cobraba sueldos como funcionaria del Ministerio de Defensa, aunque se dedicaba todo el día a su fundación. 

Luego de las revelaciones periodísticas, Garcete fue destituido del cargo por utilizar bienes públicos para una entidad civil privada y Funsa fue desalojada del predio donde funcionaba. 

Luego de que Garcete fuera destituido, también pararon los desembolsos a la fundación de su esposa por parte de la binacional. 

Toda una empresaria

Luego de que su fundación fuera desalojada del predio público que utilizaba, Lucía Duarte de Garcete se convirtió en toda una empresaria. En redes sociales anunció la inauguración de un balneario en Benjamín Aceval, Presidente Hayes. 

El balneario cuenta con un amplio predio en el que hay canchas de fútbol y vóley, piscina con luces led y quinchos para asados entre amigos. Todo esto, dos años después de dejar la función pública. Intentamos acceder a la versión de Duarte, pero no respondió nuestras llamadas.

juan.lezcano@abc.com.py

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD