Indígenas urgen aplicar sentencia de la CIDH

Indígenas de la comunidad Xákmok Kásev llegaron hasta la Vicepresidencia de la República a reclamar el cumplimiento de sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el levantamiento de una medida cautelar que pesaba sobre la titulación de 10.700 hectáreas de tierras en la Región Occidental, que consideran son sus tierras ancestrales. Los mismos se reunieron con el director general de la Vicepresidencia, Guillermo Yaluff, quien les informó que el vicepresidente Juan Afara está realizando las gestiones pertinentes.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F3HW2BQ4BRBS3HL6Q724Z4AF24.jpg

Los manifestantes plantearon la necesidad de una pronta definición al pedido de compra de tierras que declaran son de su pertenencia ancestral. Yaluff les transmitió la preocupación de la Vicepresidencia respecto a la solución satisfactoria que podrían obtener para sus reclamos, señalándoles que es preocupación de esa instancia del Poder Ejecutivo y de sus funcionarios el estado de trashumancia en que se encuentran esa comunidad en particular y en general casi todos los pueblos originarios del Paraguay.

Recalcó también que la problemática de la tenencia de tierra de parte de sus pobladores originales es una cuestión que no afecta solo a Paraguay sino a toda América y que, en el caso específico de nuestro país, está teniendo eco positivo en las autoridades. Por esa razón alentó la esperanza de que se avanzará sobre el tema esta semana cuando se reúnan con el vicepresidente Juan Afara.

El 24 de agosto de 2010 la Corte Interamericana de Derechos Humanos declaró responsable internacionalmente al Estado paraguayo por la falta de garantía del derecho de propiedad comunitaria, las garantías judiciales, la protección judicial, así como por la violación a los derechos a la vida, integridad personal, reconocimiento de la personalidad jurídica, los derechos del niño y por el incumplimiento del deber de no discriminar. Todo ello en perjuicio de los miembros de la comunidad indígena Xákmok Kásek.

La sentencia de la CIDH dispone la restitución a la comunidad de las 10.700 hectáreas reclamadas e identificadas como Mompey Sensap (hoy Retiro Primero) y Makha Mompena (hoy Retiro Kuñataî).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05