Intendente que atropelló comisaría se entregó y pide cambio de policías

Nicolás Vargas (ANR, cartista), intendente de San Vicente Pancholo (San Pe- dro), se entregó ayer ante la Fiscalía, tras dictarse una orden de captura en contra suya y de su hermano Armando (con antecedentes), tras el ataque a tiros a la comisaría local. Son hermanos de la diputada Blanca Vargas (ANR).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/T5IUA2G7U5GHHINKQMOVD64PDQ.jpg

Poco antes de las 19:00 de ayer se presentó en la Fiscalía el intendente de San Vicente Pancholo, Nicolás Vargas (ANR, cartista), imputado por el agente fiscal de la Fiscalía de Santa Rosa del Aguaray, Alberto Torres, por coacción, coacción grave, mientras que su hermano, Armando Vargas, alias Mberu’i, fue imputado por tentativa de homicidio y trasgresión a la ley de armas, y el mismo sigue prófugo. Sobre ambos se dictó una orden de captura. Son hermanos de la diputada cartista Blanca Vargas, del Alto Paraná.

El jefe comunal apenas llegó a la sede del Ministerio Público y con prepotencia exigió el cambio de todos los policías y amenazó con una manifestación ciudadana el día de hoy. La autoridad pasó la noche en la comisaría 18 de Santa Rosa del Aguaray y para hoy se aguarda resolución de las medidas que impondrá el Juzgado. 

Todo se originó el miércoles, de mañana, cuando policías de la zona detuvieron a Francisco Moreno (imputado por trasgredir la ley de armas y un conflicto con un inmueble). 

PUBLICIDAD

Según los agentes, un concejal de apellido Cabrera fue a exigir que la denuncia no llegue a la Fiscalía y que Moreno sea puesto en libertad, por orden del intendente cartista, a lo que no accedieron los policías.

Luego, alrededor de las 22:00 de ese día, Armando Vargas a bordo de un auto y escoltado por motociclistas irrumpió en la comisaría, baleó la patrullera y amenazó de muerte a los efectivos policiales.

Los policías se refugiaron en la habitación de la comisaría y solicitaron apoyo, porque solo estaban entre tres y con una patrullera descompuesta. Con apoyo de la comisaría de Naranjito se inició una persecución, hasta que Vargas abandonó su rodado en la vía pública y se refugió en una vivienda familiar. Llegó a la comisaría el intendente, Nicolás Vargas, en un vehículo ilegal. Los agentes le solicitaron los papeles del rodado, momento en que el político admitió que es “mau”, argumentando que no tiene dinero para un rodado legal.

Nicolás Vargas es el primer intendente de la ciudad, pertenece al movimiento cartista y llegó al poder de la mano de la polémica diputada colorada Perla Acosta.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD