CITAS Y HECHOS

Napoleón Bonaparte  (1769-1821), emperador francés.
Napoleón Bonaparte (1769-1821), emperador francés.

La ambición

Napoleón Bonaparte

(1769-1821), emperador francés.

PUBLICIDAD

“La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza”.

Montesquieu

(1689-1755), escritor y político francés.

PUBLICIDAD

“Un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque esta lo devora”.

Voltaire

(1694-1778), filósofo y escritor francés.

“En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra”.

Oscar Wilde

(1854-1900), dramaturgo y novelista irlandés.

“La ambición es el último refugio del fracaso”.

Laika viaja al espacio

En noviembre de 1957, la Unión Soviética llevó la carrera espacial a otro nivel cuando lanzó el Sputnik 2, una nave espacial que transportaba un organismo vivo, una pionera de cuatro patas, la perra Laika, una mezcla de husky, alguna otra raza nórdica, con terrier, a la órbita de la Tierra.

Lanzada desde el cosmódromo de Baikonur en un vehículo Sapwood SS-6 8K71PS, similar al utilizado para el Sputnik 1, la nave espacial era un satélite en forma de cono de cuatro metros de altura sobre una base de dos metros de diámetro.

Laika, que fue elegida por su tamaño mediano y su carácter tranquilo, fue ubicada en la nave en una cabina separada, sellada y acolchada que incluía una cámara de televisión que transmitía 10 fotogramas/segundo para observarla, un sistema de regeneración de aire para proporcionar oxígeno y dispensadores para alimentos y agua gelatinizados. Además, tenía un arnés con una bolsa para recolectar desechos y electrodos para monitorear los signos vitales y dar los primeros datos sobre el comportamiento de un organismo vivo en el espacio.

Mientras el Sputnik 2 estaba en órbita, una separación fallida dañó el sistema de control térmico y el aislamiento térmico se soltó. Las temperaturas interiores alcanzaron 40 °C. Laika tenía suficiente oxígeno para sobrevivir 10 días en órbita, pero murió entre cinco y siete horas después del despegue, debido al estrés y al sobrecalentamiento.

Aunque la perra se convirtió en el primer animal que murió en órbita, el experimento llegó a ser un éxito, ya que cuatro años más tarde, el 12 de abril de 1961, el cosmonauta Yuri Gagarin fue el primer ser humano en viajar al espacio y esta vez con trayecto de retorno asegurado.*

(*) Fuentes: https://www.muyhistoria.es/ / https://www.abc.es/ciencia/abci-perra-laika- / http://proverbia.net

mpalacios@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD