El vino que nace en Luque

Con uvas congeladas e importadas desde Mendoza, Argentina, hasta Luque, un grupo de jóvenes emprendedores logró elaborar cuatro tipos de vinos que enamoran “a primera vista”. Ahora planean tener sus viñedos en el Chaco.

El vino que nace  en Luque
El vino que nace en Luquegentileza

Todo comenzó como un hobby, pero hoy es una realidad laboral que cobra fuerza para reconvertirse, aferrándose a la tierra paraguaya. César Victorino Giacometti es argentino y hace 35 años reside en el Paraguay junto con su esposa, la compatriota Ruth Domínguez.

Con sus amigos Laura Cisterna, Germán García y Juan E. Catena decidieron dar vida a vinos de alta gama de varietales frescos, estibados en tanques de acero inoxidable, de seis meses de barricas, espumantes y elaborados por método Champegnoise y vinos de doce meses de barrica.

También realizan visitas guiadas a la bodega y degustaciones empresariales, actividades que actualmente están suspendidas por las restricciones de la cuarentena, hasta que las condiciones nuevamente les permitan reiniciar las labores.

El proyecto comienza en el 2017, cuando a César Giacometti le surge la idea de preparar su propio vino, tal como lo hacía su padre, Vitorio, en la Argentina. Pensando en cómo lo podía hacer de la mejor manera posible buscó técnicos que lo ayudaran y así llegaron hasta Germán García, licenciado en Enología, comenta Juan Catena.

PUBLICIDAD

Las uvas en gran variedad, materia prima para la fabricación de los vinos, son importadas en principio desde Mendoza, en contenedores, congelados a 18 grados bajo cero, hasta la bodega ubicada entre los límites de Asunción y Luque, en la zona del Club Internacional de Tenis (CIT).

“Decidimos emprender este proyecto en el Paraguay porque se nos presentó como un gran desafío. Al recorrer e investigar, descubrimos el potencial vitivinícola que se puede llegar a tener, lo cual nos entusiasmó muchísimo. Nos gustaría posicionar a nuestro país como uno más de los grandes productores de vino, para lo cual necesitamos mucho apoyo”, dice entusiasmado Catena.

Mirando al Chaco

Para no depender de la importación de la uva, Juan Catena comenta que están mirando el suelo del Chaco paraguayo que muy pronto se teñirá de lila, ya que allí enraíza la primera plantación de vid que esperan ser cosechadas en 2021.

PUBLICIDAD

Con soporte técnico de punta, la bodega de César Giacometti busca su fortalecimiento en el país para lograr –como nunca antes– que en nuestra tierra nazcan viñedos únicos para la producción de vinos de alta gama, asegura.

“Comenzamos en el 2018 a investigar sobre distintas zonas del Chaco, buscando los lugares más óptimos para nuestras plantaciones de vid, luego de muchísimos ensayos y pruebas de distintos lugares, suelos, agua, variedades de uvas, etc., hemos decidido nuestro lugar de plantación que comenzó en el 2019, donde se va a cultivar una extensión más grande, ya que los otros cultivos fueron de investigación. Calculamos tener nuestra primera cosecha de uvas paraguayas en el 2021”, adelanta el especialista en enología.

Mercado de vinos

César Victorino, Ruth, Laura, Germán y Juan tienen otro sueño que es el de “formar un mercado de vinos” que ya se encuentra estacionado en la bodega. El objetivo es ubicar con facilidad la producción y llegar de manera óptima hasta el consumidor.

“Queremos ser conocidos en el mundo como un país productor vitivinícola. Estamos produciendo vinos de alta gama por el momento. Nuestra idea es a futuro, tener gran variedad, desde alta gama a consumo masivo. Así todas las personas del Paraguay podrán probar un encorchado de su tierra”, afirman estos emprendedores que planean convertir a Luque también en una tierra de vinos.

gladys.villalba@abc.com.py

Fotos: Gentileza.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD