Crece el consumo de piña

Las piñas, dulces y aromáticas, abundan en esta época. Esta fruta ofrece beneficios diuréticos y antioxidantes; además, es la favorita de la temporada estival. La producción local ha crecido bastante y hasta se exporta a la Argentina.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2AHIKORSB5CY7CZRVN4T2BDK5U.jpg

Originaria de América del Sur, es una fruta cuyo consumo aporta beneficios al organismo. Su principal característica es la acción diurética. Casi el 90 % de la piña es agua, lo que la convierte en una buena aliada en las dietas de adelgazamiento. Nuestro país es uno de los principales productores de la región. En la ciudad de Guayaibí, casi el 70 % de la población se dedica al cultivo de esta fruta. La mayoría se agrupa en comités y cuenta con el apoyo de las cooperativas de crédito.

Los pequeños productores ofertan sus cosechas a los empresarios locales, quienes se encargan de exportar a la Argentina. “Queremos darle un valor agregado; deseamos industrializar, sacarle más provecho y mejorar la calidad de vida de nuestros pobladores. Desde la municipalidad tratamos de proveerles herramientas o tractores para la preparación de los suelos”, expresa el Dr. Osvaldo García Arévalos, jefe de la comuna.

Un recorrido por la ciudad, asentada a 141 km al norte de Asunción, en el departamento de San Pedro, permite apreciar la producción: pulpa blanca o amarillenta, con un sabor dulce y aromático. Digno Llanes es uno de los muchos vendedores apostados a la vera de la ruta de la citada localidad. Oferta a G. 40.000 la caja, que contiene 12 unidades de piña. Los precios varían de acuerdo a los tamaños y la calidad. “Yo le compro a mi hermano para revender. No me puedo quejar. La gente para y compra”, dice mientras muestra orgulloso la cosecha.

Lleva años ofreciendo frente a su casa. Como él, muchos otros se dedican al rubro, que es la ocupación principal de los lugareños en esta época. Leonardo Saldívar, poblador del barrio Diocesano y uno de los mayores productores de la zona, afirma que con la exportación se avizora una esperanza. “No es mucho lo que se gana, pero es una puerta que se abre para progresar”, admite. Lleva 15 años dedicándose a la producción . “Somos bananeros y piñeros. Tengo unas 25 ha de plantación de piña”, cuenta.

Vende a G. 35.000 una caja, con 10 o 12 frutas, y la ganancia es de G. 25.0000, sin contabilizar los gastos que conllevan la preparación del suelo y los abonos. “Presenta su costo; tenemos que limpiar, fumigar y abonar. Hay muchos gastos antes y durante la plantación”, explica Saldívar.

Por hectárea “sale una carga y media de piña”. Esto daría unas 2000 cajas para la exportación. “El año pasado quisimos exportar y tropezamos con los papeleos. Este 2017 contamos con los papeles en regla, pero tuvimos problemas con el cultivo, aunque, poco a poco, vamos mejorando para posicionar la piña paraguaya en el exterior”.

Cada tanto, los productores deben mudarse y buscar suelos nuevos . “Cuando encontramos un suelo ideal, podemos aprovechar por dos años, pero después buscamos otros campos, porque la calidad baja y tenemos que cuidar, sobre todo si es para la exportación”, cuenta.

El ingeniero Buenaventura Arzamendia, del Centro de Comercialización para Productores Asociados del Abasto Norte (Cecoproa), dependiente de la Dirección de Comercialización del Ministerio de Agricultura y Ganadería, expresa que trabajan para que los productores de piña comercialicen sin intermediarios. “Buscamos que ellos mismos comercialicen sus productos y, para ello, reciben capacitación para este objetivo”, afirma.

Un punto resaltante es el traslado de las frutas. “El Gobierno debe procurar más por el costo del transporte, coordinar para que lleven y traigan, porque también importamos otras frutas, como ciruelas, peras, manzanas, naranjas”, afirma Arzamendia.

Si bien existen muchos pequeños productores, estos venden a las transnacionales, que son las que se encargan de la exportación y, en consecuencia, fijan el precio. Esto supone que los grandes beneficios quedan en manos de unas pocas empresas que en poco o nada contribuyen a mejorar la economía real del país. “Ahora les estamos ayudando e incentivando para que ellos mismos fijen sus precios”, resalta Arzamendia.

En el Abasto Norte, por ejemplo, llegan pequeños productores para ofertar sus cosechas. Se pueden encontrar cajas desde G. 25.000. “Todo depende del tamaño y la calidad”, recalca Arzamendia.

Blanca Aveiro, directora del Abasto Norte, explica que disponen de un bloque en el que los mismos productores, en forma directa, ofrecen sus productos. En dicho sector, se encuentran también quesos, hortalizas, choclo, gallina casera y todo lo que el campo ofrece.

En fin. Siguiendo con la piña, esta fruta tiene hasta su fiesta en la ciudad de Valenzuela. Si bien la producción mermó debido a los costos, sigue ostentando el título de la Ciudad de la Piña.

Y ahora, hablemos de sus propiedades. Los componentes nutricionales de esta fruta tienen la capacidad antioxidante; vitaminas como C, B1 y B6; ácido fólico y minerales, como sodio, potasio, calcio, magnesio, manganeso y hierro, sostiene la página especializada mejorsalud.com. Esta agrega que gran parte de la composición de la piña es agua y, también, tiene una cantidad importante de fibra. Esto, sumado a que es muy baja en calorías, hace que sea una fruta ideal para la dieta. La mayor parte de sus beneficios se debe a la presencia de una enzima llamada bromelina, que mejora la digestión y tiene la capacidad de destruir los parásitos intestinales.

Modelo: Gabriela Miranda de la Agencia Paola Herman Modelos.

Peinó y maquilló: Rommy Femenino-Masculino (Centro).

ndure@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05