Huerta escolar

La huerta escolar permite cumplir con varios objetivos de la educación, el conocimiento práctico de la naturaleza, obtención de alimentos, cuidado del ambiente. Además, aprenden a cultivar en pequeña escala, y pueden replicar esto en sus hogares, convirtiéndose en agentes multiplicadores.

Para incentivar las huertas escolares se debe contar con el apoyo de organizaciones, autoridades educativas y grupos de padres interesados.
Para incentivar las huertas escolares se debe contar con el apoyo de organizaciones, autoridades educativas y grupos de padres interesados.Archivo, ABC Color

Muchas veces el rendimiento de los estudiantes depende de que estos tengan una alimentación saludable, cosa que se puede cumplimentar con que las escuelas tengan huertas cultivadas por los propios alumnos, y los productos obtenidos de la misma sirvan para preparar suplementos alimentarios saludables que pueden ser elaborados en los propios establecimientos. Tal como lo he visto en varias escuelas, donde maestros, alumnos y comisión de padres trabajaban en forma coordinada y con las verduras obtenidas de la huerta de la escuela a media mañana se preparaban comidas sabrosas nutritivas.

Muchas investigaciones realizadas en otros países han demostrado que las huertas se convierten en muy buenas herramientas para fortalecer el programa de estudios, tanto en las materias como ciencias naturales, matemáticas, historia, literatura, arte, música y escritura. Los profesores utilizan la huerta y el jardín para enseñar a los alumnos sobre ciclos comparativos, sistemas, botánica, geografía, hidrografía y conservación del ambiente, entre otras actividades académicas.

Con la incorporación de la huerta escolar, se adopta un programa que explícitamente integra la salud, los alimentos y la agricultura con buenas prácticas agrícolas como elementos válidos para educación escolar. Esto además ayuda a promover la salud familiar, la agricultura sostenible y la promoción de la conservación del ambiente.

PUBLICIDAD

Para incentivar las huertas escolares se debe contar con el apoyo de organizaciones, autoridades educativas y grupos de padres interesados en mejorar el conocimiento, el respeto a la naturaleza y el mejoramiento de la salud de los estudiantes y de las familias de las comunidades.

El desarrollo de las huertas escolares puede producir un incremento de las granjas familiares, convirtiendo esto en la posibilidad de que en cualquier jardín o en una maceta se pueda realizar esta experiencia de la huerta propia, sin tener en cuenta la extensión de la propiedad.

Por otro lado, se debe fomentar en las escuelas la implementación de jardines, que es una manera práctica de enseñar a los estudiantes acerca de todo el ciclo de las plantas, y la importancia que las flores tienen en la vida cotidiana de las personas, no solamente por su belleza, sino también como medio importante para la polinización, la vida de las abejas y la producción de miel, con lo cual se incorpora a la vida de los insectos y se abre la puerta para la enseñanza de la zoología.

PUBLICIDAD

Con las huertas escolares se logra que las cooperadoras escolares u asociaciones de padres se involucren en el proyecto que, además de aumentar las posibilidades de complementación nutricional de los escolares, mediante el abastecimiento de alimentos frescos obtenidos en la escuela, pueden lograr cambios en políticas gubernamentales, tanto en materia de producción agrícola local como el desarrollo de pequeñas empresas transformadoras de los alimentos, ya sea mediante el secado de los mismos, la producción de dulces, nueva presentación de las verduras, nuevas técnicas de poscosecha, fabricación de conservas y todo aquello relacionado a la producción agropecuaria. Estas políticas pueden asegurar la buena alimentación de los estudiantes, lograr el compromiso de la comunidad y sus autoridades en este emprendimiento y fortalecer los planes de estudios en forma regional, de tal manera que cada uno de los objetivos marcados estén de acuerdo a las necesidades de cada comunidad.

“La educación es la base del desarrollo de las comunidades. p.m.g.”

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD