El tema de la semana

El flujo de inversión directa se redujo en cerca del 50%, en el último año, según los datos difundidos esta semana por el Banco Central del Paraguay. Destaca que el flujo de inversión directa fue de US$ 120 millones en 2020 y se redujo 46% con respecto al 2019. La entrada bruta de capital fue de US$ 2.377 millones, mientras que la salida fue por US$ 2.257 millones. En tanto que España y Estados Unidos se posicionan como los mayores inversores en el país.

Según los datos difundidos, en nuestro país el flujo neto de inversión directa o inversión extranjera directa fue de US$ 120 millones, que resulta una cifra inferior a los US$ 225 millones que quedaron como flujo de la inversión foránea, en 2019. El flujo se refiere a la diferencia entre la entrada bruta de capital y la salida, o sea lo que queda propiamente como inversión en el país.

El ingreso de capital bruto en 2020 fue de US$ 2.377 millones, superior a los US$ 2.363 millones que ingresó en el 2019. Sin embargo, la salida de capital el año pasado también fue fuerte (US$ 2.257 millones), debido a que las empresas remesaron mayores recursos a sus matrices, por lo que el saldo neto de inversión que quedó finalmente en el país fue inferior en 46,5%, comparado al 2019.

En cuanto a la inversión directa considerando el tipo de actividad económica, se destaca la dinámica del rubro de comunicaciones, intermediación financiera, metales comunes y producción de carne. En contrapartida se han registrado menores flujos netos en actividades de comercio, servicios a las empresas, minerales no metálicos y transporte.

Por otro lado, el saldo acumulado de la inversión directa también registra retroceso al cierre de 2020, de US$ 6.180 millones, registrando una reducción del 4,3% con respecto al 2019. Si bien el flujo neto fue positivo (ingresos menos salida), la menor valoración fue por la depreciación del guaraní.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05