El seguro en la crisis del covid-19 (II parte)

En el artículo anterior vimos el impacto que tuvo la pandemia en cuanto al riesgo cubierto. Superada hoy día la crisis generalizada producto de la pandemia como la del coronavirus (covid-19) es momento de analizar si el seguro y sus coberturas podrían responder a las pérdidas ocasionadas por el virus, quizás no directamente, pero sí en las consecuencias mediatas o indirectas. Por ello es importante recomendar al asegurado consumidor:

- La importancia de comunicar a su agente, corredora o aseguradora los cambios que pueden resultar como agravación de su riesgo, es decir cambios de procesos, disminución de personal, cierre temporal, traslado de mercaderías, acumulación de valores en un mismo sitio.

- Revisar y hacer un análisis de los proyectos en ejecución de las pólizas de Todo Riesgo Construcción para las megas obras en tanto la pandemia puede ocasionar paros de los trabajos. De esta manera corregir los cronogramas indicados en póliza, relaciones capitales asegurados versus avance del proyecto y con ello también la vigencia de las mismas adecuando a los nuevos calendarios de terminación.

- Revisar los clausulados de póliza, las condiciones particulares y específicas que tengan relación a riesgos políticos, -consecuencia de una pandemia- que puedan derivar en una conmoción civil, estado de sitio, saqueos y robos.

- Revisar los capitales a riesgo. Constituye un factor importante en las pólizas con capitales fijos relacionados a stock especialmente de los commodities que pueden verse afectados por las caídas internacionales de precios y que pueden tener efectos en las sumas aseguradas indicadas en las pólizas o bien a aquellas pólizas flotantes declarativas donde el valor declarado puede no estar ajustado al valor real de mercado.

- Revisar las cláusulas y condiciones de los Seguros de Vida en todas sus modalidades, si las mismas presentan “límites o exclusiones” de cobertura por epidemia o pandemia, aclarando al tomador o beneficiario desde el momento mismo de la suscripción si las hubiere.

- Establecer –como asegurador– políticas de mayor control y análisis en la suscripción de los seguros de caución, en todas sus modalidades, previendo capacidad de pago y respaldo para hacer frente a una situación de incumplimiento y al mismo tiempo hacer una revisión y seguimiento de aquellos seguros ya contratados y donde las empresas pueden estar siendo afectadas por la crisis económica desatada como consecuencia de la pandemia.

- Como asegurado revise su estado de cuenta, el seguro se basa en aspectos técnicos actuariales y la prima soporta el elemento fundamental del seguro: el riesgo elemental, la falta de pago le puede perjudicar a la hora de reclamar un siniestro.

- Como prevención, analice contratar un seguro de vida con coberturas de pandemia y busque planes plurianuales que le sean favorables orientados a una protección familiar y/o planes colectivos orientados a sus colaboradores.

Y finalmente, considere el impacto de no tener seguro y cómo afrontarlo en etapas críticas buscando las coberturas que le permita mitigarlos o administrar mejor sus coberturas.

De esta manera, uno de los desafíos que nos lleva soportar una pandemia como la del coronavirus (covid-19) en la industria del seguro, para el asegurador comienza con el riesgo mismo y en las nuevas maneras de concebir la suscripción, y para el asegurado en el análisis puntual de sus coberturas existentes.

(*) Abogado

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.