Aumento en niveles de ingresos y desproporcionalidades departamentales

Los niveles de ingresos de los hogares han progresado en forma importante en los últimos 10 años. Sin embargo, varían dependiendo de la región o departamento en que habitan las familias. En esta entrega se analiza la distribución de ingresos en Paraguay en los principales departamentos, utilizando los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2016 de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC). De las más de 6.750.000 personas que viven en el país, el 28,86%, unas 1.949.200, están en situación de pobreza, mientras que 387.242 ciudadanos viven en extrema pobreza.

Este análisis presenta en detalle cuáles son los departamentos con hogares de ingresos relativamente altos o bajos con respecto a la distribución de los niveles de ingresos nacionales. Además se utilizan definiciones sobre “ingreso” del Banco Mundial (BM) para evaluar la evolución de la distribución de ingresos en Paraguay.

Primero, se identifican los tramos de ingreso que dividen a todos los hogares del país en 10 grupos con misma cantidad de hogares, es decir, los deciles de la distribución de ingresos familiares mensuales.

Los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2016 indican que existen 1.729.864 hogares en Paraguay, por lo que hay aproximadamente 173.000 hogares en cada uno de los 10 grupos. El primer decil tiene todos los hogares con ingresos familiares mensuales menores a G. 1.100.000, el siguiente decil contiene hogares con ingresos entre G. 1.100.000 y G. 1.650.000 y así sucesivamente.

El 80% de los hogares tiene ingresos mensuales menores a G. 6.930.000 y finalmente se señala que el grupo, en el 10% superior, posee entradas mensuales superiores a los G. 10.100.000, considerando que los tramos de ingreso familiar mensual corresponden a todo el país.

Utilizando estos mismos tramos se analiza la situación de ingreso familiar mensual por departamentos, figurando con mayor cantidad de hogares Central, Alto Paraná e Itapúa, seguido de Asunción. Estas cuatro agrupaciones contienen al 57% de los hogares en el país. “Otros”, donde se encuentra el 29% de los hogares, contiene los departamentos de Cordillera, Paraguarí, Guairá, Canindeyú, Concepción, Caazapá, Amambay, Misiones, Presidente Hayes y Ñeembucú, los departamentos con relativamente menos hogares.

Central y Alto Paraná 

En Central y Alto Paraná están el 40% de los hogares del país. Estos departamentos son algunos de los que poseen más hogares con mayores niveles de ingresos en Paraguay. Central, por su ubicación geográfica, prácticamente concentra la mayor actividad económica de la nación en todo lo vinculado a los servicios, industria, finanzas, comunicaciones, transporte y el sector público.

Además, muchos de los que trabajan en Asunción viven en Central. Los niveles de ingresos lo reflejan, ya que el porcentaje de hogares en los tramos de ingresos menores son todos por debajo al 10% hasta un nivel de ingreso familiar de G. 3.410.000, es decir, el número de familias en los tramos menores de ingreso mensual es relativamente menor a la cantidad de hogares en esos tramos a nivel nacional. En cambio, los tramos superiores casi todos incluyen más de 10% de los hogares del departamento. Por ejemplo, el 15% de los hogares en Central (73.000) tienen ingresos mensuales entre G. 6.930.000 y G. 10.100.000 mensuales y un 13,5% (66.700) tienen ingresos mayores a G. 10.100.000 mensuales.

En el departamento de Alto Paraná, los niveles de ingresos de los hogares reflejan algunas características similares a Central, con relativamente pocas familias en los tramos de ingresos más bajos, y la mayoría concentrados en los tramos de ingresos medios, entre G. 2.720.000 hasta G. 10.100.000, siendo en 5 tramos donde cae casi el 60% de los hogares (117.000) de la región. Estos niveles de ingresos relativamente altos son consistentes con la concentración de actividad económica del departamento, que se focaliza en actividades de agricultura, servicios, finanzas y, en forma muy importante, al comercio fronterizo.

Itapúa y Asunción 

Si se analizan los datos recabados en Itapúa y Asunción, se observa que contienen el 17% de los hogares del país y también representan centros económicos muy importantes. 

Asunción, por ser la capital del país, e Itapúa, por concentrar una de las mayores superficies de cultivos agrícolas, y por consiguiente, la actividad económica vinculada con finanzas, servicios, transporte y comercio.

En la capital del país, los hogares son de los de más altos ingresos en el país, donde el tramo mayor, que concentra al 10% de los hogares a nivel país, contiene a 27%, es decir, a 37.650 de las familias de Asunción, resaltando que existe un mayor número de hogares proporcionalmente con ingresos mayores a G. 10.100.000.

En cambio en Itapúa, a pesar de su importancia como polo de actividad agrícola, los niveles de ingresos son relativamente bajos, con números importantes de hogares concentrados en los tramos de ingresos menores, indicando que existen amplios cinturones en la mencionada condición. En Itapúa, el 60% de los hogares pertenece a los tramos de ingresos inferiores a G. 3.410.000, que contiene al 50% de los hogares de todo el país.

Caaguazú, San Pedro y otros 

Finalmente, en departamentos hacia el centro del país, como Caaguazú y San Pedro, alejados mayormente del comercio de frontera, con volúmenes relativamente menores de producción agrícola y desafíos importantes en temas de seguridad, como es el caso de San Pedro, el número de hogares en los tramos menores de ingreso familiar son proporcionalmente mayores a los valores nacionales. Mientras que a nivel nacional el 40% de los hogares se encuentra en los 4 tramos de ingresos inferiores, en Caaguazú y San Pedro el 60% de las casas se encuentra en esos tramos. 

En el resto de los departamentos, dentro de la categoría “otros”, esto es menos acentuado, ya que el 52% de los hogares se encuentra en los 4 menores tramos.

Hogares según niveles de ingresos utilizados por el Banco Mundial 

Los análisis de ingresos del Banco Mundial generalmente utilizan tres categorías, como los ingresos familiares por persona menores a US$ 4 por día, que sería la población pobre, entre US$ 4 y US$ 10, que define a la vulnerable y la de clase media, que incluye a aquellas familias con ingresos entre US$ 10 y US$ 50 por día.

Estos valores son a paridad de poder de compra (PPC), que ajusta la capacidad de compra de un dólar entre países. Por ejemplo, de acuerdo al Banco Mundial, los productos que se pueden comprar por US$ 1 en EE.UU se adquieren con US$ 0.42 en Paraguay o G. 2.415, en 2016. A partir de estas definiciones de ingreso se estiman los tramos de ingreso familiar por persona en guaraníes para individuos en situación de pobreza, de vulnerabilidad y de clase media.

Cuando se observan los niveles de ingresos de los 1.729.864 hogares en Paraguay, el 56% registra entre G. 724.000 a G. 3.623.000, ubicándose dentro de lo que se denomina clase media. Mientras que el 29%, es decir, 494.650 familias tienen ingresos que van de G. 289.000 a G. 724.000, por lo que son consideradas en situación de vulnerabilidad, en otras palabras, con altas posibilidades de que una baja en sus ingresos les haga entrar en la pobreza.

En tanto que un porcentaje menor, el 8%, que representa a 132.562 hogares, tienen ingresos menores a G. 289.000, situándolos dentro del grupo denominado pobre. Y en el otro extremo se ubican los hogares con entradas mayores, que totalizan 124.581 familias cuyos ingresos son de más de G. 3.623.000.

Al realizar el mismo ejercicio en varios años, se considera la evolución de los diferentes grupos de ingresos en Paraguay. Los datos de la EPH muestran un importante crecimiento en los hogares de clase media en los últimos 10 años. En este grupo están incluidas las familias cuyos ingresos van de US$ 10 a US$ 50. En el mismo sentido, en el 2006, el 38% de los hogares paraguayos ya se encontraba dentro de la clase media, en el 2011, el 48% y en el 2016, el 57% de las familias ya estaban dentro de la mencionada estructura socioeconómica.

Los mismos datos revelan que el porcentaje, tanto de los hogares pobres como vulnerables viene cayendo. En el 2006, el 22% y 37% eran familias que estaban dentro de la estructura considerada pobre.

Estos resultados son consistentes con la evolución que se ha dado en los últimos años en empleo y pobreza en Paraguay. 

Al igual que en muchos países de la región, el período de tiempo de altos precios de la soja, entre el 2010 y el 2014, ha contribuido en forma importante para elevar los niveles de ingresos en muchos hogares en Paraguay. Los datos revelan que existen varias economías regionales en el país cuyas características se reflejan en los niveles generales de ingreso.

Dinamizar los departamentos 

Por todo lo anterior, dinamizar los departamentos con actividades económicas moderadas depende en gran medida de su potencial, es decir, del modelo económico que permita sostener proyectos de inversión de envergadura en los distintos puntos del país.

La calidad de transporte y el acceso a servicios de logística y embarque son otros aspectos que podrían potenciarse para equilibrar aún más los niveles de ingreso en el país.

Y en el mismo sentido, pero desde la otra perspectiva, algunos departamentos como San Pedro siguen presentando y enfrentando debilidades importantes, debido a la inseguridad, que genera inestabilidad y zozobra en el circuito económico de estas fuerzas de producción, que antes que reducir su impacto negativo se acrecienta ante la falta de respuesta del Estado.

Dinamizar los departamentos con actividades económicas moderadas depende en gran medida de su potencial, es decir, del modelo económico que permita sostener proyectos de inversión de envergadura en los distintos puntos del país. Datos de la EPH 2016 muestran importante crecimiento en hogares de clase media en los últimos años.

Departamentos como San Pedro y Concepción siguen presentando y enfrentando debilidades debido a la inseguridad, que genera inestabilidad en el circuito económico de estas fuerzas de producción. La calidad de transporte y el acceso a servicios de logística y embarque son otros aspectos que podrían potenciarse para equilibrar aún más los niveles de ingreso en el país.

Ingresos

El 80% de los hogares poseen ingresos mensuales menores a G. 6.930.000. En Central y Alto Paraná están el 40% de los hogares del país.

Central

El 15% de los hogares en Central (73.000) tienen una entrada de entre G. 6.930.000 y G. 10.100.000 al mes, y el 13,5% (66.700) mayor a G. 10.100.000 mes.

289.000

Un 8%, que representa a 132.562 hogares, tiene entradas menores a G. 289.000 por mes, situándolos dentro del grupo denominado pobre.

10 años

Los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2016 muestran importante crecimiento en los hogares de clase media en los últimos 10 años.

Pobreza

La pobreza es una situación social y económica caracterizada por una carencia marcada en la satisfacción de las necesidades básicas.

Políticas

Esta mirada a nivel nacional y regional sobre la distribución de ingresos podría ser una herramienta importante para el diseño de políticas públicas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05