La reproducción sexual y asexual

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5XLOUL4PCNC3DEARP3A2EXQ3RU.jpg

En la reproducción sexual intervienen dos individuos y los descendientes heredan parte de los caracteres de cada uno de los progenitores.

• Los gametos como transportadores de los caracteres

Para que se lleve a cabo la reproducción sexual, es necesaria la fusión de los gametos masculino y femenino que transportan la información genética de los progenitores.

PUBLICIDAD

En la mayoría de las especies animales y en algunas especies vegetales, los individuos poseen un sexo y, por lo tanto, producen un solo tipo de gametos (masculino o femenino). Se dice en este caso que son unisexuales o de sexos separados como, por ejemplo, la especie humana y el chivato (Delonix regia).

En muchas especies de plantas y algunas de animales, el mismo individuo produce los gametos masculino y femenino, ya que posee órganos sexuales de ambos tipos. A estos individuos se les llama hermafroditas como, por ejemplo, el caracol y la amapola (Papaver rhoeas).

¿Sabías qué…

… hay animales que durante una etapa de su vida producen gametos masculinos y en otra, gametos femeninos, pero nunca ambos tipos a la vez? Este fenómeno se denomina inversión sexual y lo realizan, entre otros, las lapas y las ostras.

• Ventajas e inconvenientes de la reproducción sexual

La reproducción sexual genera variabilidad en la población, es decir, individuos diferentes sobre los que puede actuar la selección natural, ya que los nuevos individuos tienen características de ambos progenitores.

Sin embargo, la necesidad de la participación de dos individuos hace que sea más complicada, ya que es necesario que se encuentren los dos gametos. Además, el mecanismo de formación de gametos es la meiosis, que es una división más compleja que la mitosis.

La reproducción asexual

La reproducción asexual se realiza sin la intervención de los gametos. El único progenitor produce descendientes que son copias idénticas a él mismo. El mecanismo utilizado es la mitosis.

Tipos de reproducción asexual

Existen varias modalidades de reproducción asexual:

• La bipartición es la más frecuente. Tras la división y formación de dos núcleos idénticos, el citoplasma se escinde y cada una de las dos células hijas formadas son iguales entre sí.

• La gemación precisa de una evaginación de la membrana plasmática en forma de yema, adonde emigra uno de los dos núcleos hijos, originados durante la división nuclear. Posteriormente, la yema se separa y se originan dos células desiguales en cuanto a tamaño, que después acaban adquiriendo el tamaño y aspecto de la célula madre. Esta forma de división es característica de las levaduras.

• La división múltiple se produce como resultado de varias divisiones consecutivas del núcleo, que originan numerosos núcleos hijos. Estos se rodean de su correspondiente membrana plasmática y se convierten en otras tantas células hijas, aunque de menor tamaño.

• La esporulación da lugar a la formación de esporas. Las células hijas se rodean de una gruesa cubierta protectora y se liberan al exterior cuando se rompe la membrana de la célula madre.

• Multiplicación vegetativa en las plantas. Las plantas tienen una capacidad muy especial gracias a la cual, a partir de un fragmento, se origina un nuevo individuo. Las nuevas plantas se pueden formar a partir de tallos, rizomas, bulbos, esquejes…

Ventajas e inconvenientes de la reproducción asexual

Un solo individuo puede generar muchos descendientes exactamente iguales. El hecho de originar individuos iguales constituye, sin embargo, una desventaja y supone un serio peligro para la supervivencia de la especie, debido a que ante un factor ambiental desfavorable toda la especie puede desaparecer.

Actividad

Compara ambos tipos de reproducción en cuanto a ventajas e inconvenientes.

Fuente: MARQUINA, F y SUÁREZ, B. Ciencias de la Naturaleza. Biología y Geología. Gobierno de Navarra. Departamento de Educación y Cultura

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD