¡Chau, arrugas!

Retrasar el envejecimiento facial es posible. En esta nota compartimos algunos tips para ayudar a prevenir y combatir las arrugas prematuras. De esta forma, podrás lucir un rostro joven y radiante por más tiempo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2YTTMYIK4ZCAFBQY6MC3FZLVMA.jpg

Tal vez la mayor evidencia del paso de los años en las personas es la aparición de arrugas y manchas en la piel. Sin embargo, entre los 20 y 30 años, suelen aparecer arrugas prematuras, especialmente en la frente, debajo de los ojos, encima de los labios, en los laterales, etc. Se denominan arrugas prematuras porque aparecen cuando todavía se es joven. Para evitar la aparición de arrugas debemos hidratarnos, tanto por dentro como por fuera, evitar exponernos al sol y cuidar nuestra alimentación. Una sesión de gimnasia facial también ayudará a retrasarlas. Estos son algunos consejos para retrasar la aparición de las arrugas.

 Cuidado con el sol. Aunque es beneficioso para la salud en general, ya que promueve la síntesis de vitamina D cuya función es muy importante para el organismo, varios estudios han demostrado que el sol es el responsable de que aparezcan manchas y arrugas, principales signos del envejecimiento prematuro. Ya sea verano o invierno, debes utilizar protectores solares o cremas y maquillajes con alto factor de protección solar (SPF en inglés). Aplícalo 10 min antes de salir y trata de retocarlo cada cuatro horas hasta las cuatro de la tarde, si estás mucho tiempo al aire libre.

 Agua, siempre agua. Para evitar que la piel pierda elasticidad y se arrugue, además de usar cremas hidratantes, tienes que beber suficiente agua, porque de nada sirve utilizar las mejores cremas si no te hidratas por dentro. Trata de sustituir las bebidas azucaradas por aguas saborizadas e infusiones naturales y reducir la cantidad de alcohol que bebas, para garantizar que tu piel no se deshidrate. Lo ideal sería beber entre 1.5 y 2 l de agua diariamente.

PUBLICIDAD

 Cuidate por dentro. Llevar una dieta variada, equilibrada y sana: en la que hay que incluir frutas y verduras, proteínas y frutos secos, dará a tu piel todos los nutrientes que necesita para mantenerse joven y lozana. En primer lugar, hay alimentos que favorecen la desnutrición y que, de este modo, deberíamos reducir lo máximo posible: azúcares, fritos y aceites refinados, harinas refinadas, aditivos artificiales, carne roja y embutidos. En cambio, aumentaremos el consumo de los siguientes alimentos: aceites vegetales puros (no mezclas), frutas y verduras, crudas (en ensaladas y jugos) y cocinadas (en compotas y mermeladas naturales), cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas, pollo, pescado y huevos.

 Evitar el tabaco. Todos sabemos que fumar es malo para nuestra salud en general, pero ¿sabías que también es malo para tu piel? Fumar descompone el colágeno natural de tu piel, lo que hace que luzca menos firme y las arrugas estén más visibles y marcadas. Así que es hora de dejar el cigarrillo para siempre.

 Mantener la piel humectada. Seguir una rutina de belleza a diario, tanto para el rostro como para el resto del cuerpo, te ayudará a retrasar la aparición de las arrugas. En tu rutina no puede faltar una buena crema humectante, para aplicar al menos dos veces al día; por la mañana y por la noche, ya que, con el paso del tiempo, los cambios de temperatura y las condiciones ambientales, pueden deshidratar la piel y provocar que aparezcan las líneas de expresión. También puedes aportar muchos nutrientes aplicando aceites vegetales, según tu tipo de piel: aceite de coco para pieles grasas, aceite de jojoba para pieles mixtas y aceite de rosa mosqueta para pieles secas y maduras. Se aplican con masajes faciales para que la piel los absorba bien y de paso relajes tu rostro.

 Sueño reparador. El descanso es fundamental, sobre todo conforme vamos cumpliendo años. Dormir bien, además de fortalecer el sistema inmunitario, te ayudará a evitar las ojeras y que tu piel luzca más joven y luminosa.

Rutina diaria

1. Comienza por lavarte la cara por la mañana y antes de acostarte con un limpiador suave que no tenga alcohol. 2. No olvides de quitarte el maquillaje antes de ir a dormir. Las toallitas húmedas facilitan la tarea. 3. Aplicate una crema facial antienvejecimiento para que tu rostro permanezca hidratado mientras duermes. 4. No te olvides de usar una crema de protección solar, aun cuando esté nublado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD