Cómo tener un cabello más sano

En la era de los alisados, los trabajos de teñido extremos y los accesorios eléctricos para peinarlo, no se trata de si tu cabello está dañado, sino de lo grave que puede ser la situación. Lo expertos aseguran que incluso la cabellera más maltratada se puede revivir con unos pequeños ajustes a tu rutina. Estos son algunos consejos para lograrlo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4MZBIV3UHNFHRA4SD77DED5LTQ.jpg

La salud en el interior también se refleja en tu cabello. Mientras más saludable estés, mejor se verá este. Si quieres tener un pelo realmente brillante y saludable, comer bien es una obligación. Ciertos nutrientes, como las vitaminas, el hierro y las proteínas, son esenciales para el crecimiento y la salud de tu cabello. Una buena dieta también aumentará tu confianza para mantenerte vital e inteligente.

Para poder librarte de una vez por todas de un pelo demasiado seco o graso, la caspa y las puntas que se rompen, no es necesario gastar mucho dinero en comprar el último champú reparador que esté de moda. El cabello no solo es alimentado por los productos que usas para su cuidado, sino también, en gran parte, es influenciado por los alimentos de los nutrientes que consumes.

Aquí hay 10 alimentos sabrosos y excelentes para la salud de tu cabellera; algunos, incluso, se pueden aplicar directamente sobre esta.

PUBLICIDAD

1 El aceite de coco (el secreto de los maharajás)

El aceite de coco virgen es, probablemente, el mejor aceite de cocina. Es estable a elevadas temperaturas, no se vuelve rancio ni produce compuestos químicos tóxicos, incluso cuando se calienta. Se compone de ácido láurico, uno de los mejores ácidos para el cuidado del pelo. Tiene la particularidad de presionar las proteínas del cabello entre sí, haciéndolo, a la vez, flexible y fuerte. Pero eso no es todo: el ácido láurico tiene una estructura de cadena lineal y un peso molecular bajo, de modo que penetra fácilmente en el interior del cabello y potencia su labor nutritiva. Los mejores efectos se consiguen cuando se aplica aceite de coco directamente al pelo. Basta con empaparse las manos con este aceite, aplicarlo y alisar hacia abajo. El aceite de coco es especialmente efectivo si te has teñido el pelo.

Otra opción:

PUBLICIDAD

Masajear la cabellera con aceite es el remedio más antiguo y tradicional para el estrés, y la deja extrabrillante y suave. Pero se pueden utilizar aceites de oliva, coco o almendras, y mejor aún si están tibios. Calienta un poco el aceite y masajea bien el cuero cabelludo. Dejarlo actuar durante una hora antes de lavarlo; de esta forma se fortalecen las raíces y previene la rotura del cabello. Este es también el mejor remedio casero para un pelo sano.

2 Los huevos aportan queratina

El cabello se compone de queratina, que es una proteína; es decir, una molécula grande compuesta por cadenas de aminoácidos. Sin esta, el crecimiento del cabello sufre un retardo; además, el pelo que se pierde no es reemplazado ni tarda en volverse cada vez más fino. Para obtener dicha proteína basta con incluir alimentos ricos en queratina, como carne, legumbres, etcétera. El huevo es increíblemente rico tanto en proteínas como en otros valiosos nutrientes: ácidos grasos, antioxidantes, vitaminas. Por otro lado, el huevo es rico en biotina o vitamina B8, que desempeña un papel en el desarrollo de la queratina. La biotina participa en el crecimiento celular. Se recomienda para fortalecer el cabello (y las uñas). Un huevo grande cocido contiene, aproximadamente, 25 mcg (microgramos) de biotina.

Otra opción:

Los huevos son uno de los mejores remedios caseros para obtener un cabello suave y sedoso. Se puede masajear la cabeza con la parte amarilla de un huevo directamente o hacer una mezcla con 1 cda. de aceite de oliva y 3 yemas de huevo. Hay que dejarlo actuar por 10 a 12 min y, luego, lavar el cabello a fondo con champú. Este procedimiento se puede repetir semanalmente para acondicionar tu cabello de forma natural.

3 Las bananas para el cabello dañado y seco

Tu pelo será más suave y más fácil de desenredar y peinar si aplicas un baño de puré de bananas. Al ser ricas en potasio, ayudan a mejorar la elasticidad y la salud natural de tu cabello. Machaca una o dos bananas en un tazón y aplícate este puré en tu cabellera, comenzando desde la raíz hasta las puntas. Déjalo actuar por unos 15 min y, luego, lávalo con un buen champú. Este tratamiento ayuda a tratar el pelo dañado y seco.

Otra opción:

Incorporar alimentos ricos en beta-caroteno a tu dieta habitual (zanahorias, locotes, batatas, cabalaza y vegetales de color verde oscuro, como acelga, brócoli, espinacas). Esta vitamina actúa en el cuero cabelludo y estimula la producción de sebo, una secreción que aumenta el nivel de grasa en el pelo.

4 No te olvides del zinc

Las células que producen el cabello necesitan de un mineral muy específico para funcionar correctamente: el zinc. Si te olvidas de este, el pelo se puede caer, ¡incluidas las pestañas! Chocolate negro, arroz integral, carne roja, mariscos, semillas de calabaza, maníes aportan buenas cantidades de zinc. La carne roja no solo es rica en proteínas, sino que aporta otro nutriente esencial para el pelo: el hierro. La deficiencia de este afecta principalmente a las mujeres, pero no todas se ven afectadas. Incluso, tener los niveles de hierro demasiado altos es un problema muy grave. Una prueba de sangre puede indicar tu nivel de hierro, midiendo los niveles de ferritina, y luego adaptar la dieta de acuerdo a tus necesidades.

5 Cerveza: por dentro y por fuera

Es posible que te sorprenda saber que la cerveza también puede estimular el crecimiento del cabello. De hecho, esta contiene una buena cantidad de sílice, un mineral que no es común en la dieta. Sin embargo, mejora la circulación sanguínea del cuero cabelludo. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Archives of Dermatologic Research, unos 10 mg adicionales de sílice por día reducen en un 20 % la fragilidad del cabello. Para tener una mejor idea es bueno saber que en medio litro de cerveza hay cerca de 10 mg de sílice. Las cervezas más ricas en sílice son las elaboradas a base de lúpulo y cebada malteada. Las arvejas también son ricas en sílice.

Otra opción:

La cerveza se utiliza a menudo para dar brillo al cabello. Lávate con un poco de esta bebida para lucir un pelo hermoso y brillante. También puedes almacenar cerveza en una botella de spray. Rocía ligeramente sobre el cabello lavado y secado con secador para obtener un brillo instantáneo.

6 Tratar con cuidado el pelo mojado

El cabello mojado es muy frágil y se rompe fácilmente. Cuando está mojado, el tallo y las raíces son más propensos a sufrir daños. No seas demasiado severa cuando te lavas con champú, pues la rotura comienza allí. Evita el cepillado inmediatamente después de una ducha. El agua hace que el pelo se hinche desde el interior, lo que fuerza la cutícula hacia arriba; cuando eso sucede una y otra vez, se produce frizz y se rompe. No te laves el cabello más de lo necesario. Siempre que puedas saltarte un día, él te lo agradecerá.

7 Acondicionamiento regular

Usa un acondicionador humectante después de cada lavado. Nunca salgas de una ducha sin este. La falta de este paso podría ser la razón por la que tu cabello está muy rizado. Si vas a utilizar un secador o una plancha, los acondicionadores son fundamentales para la protección contra el calor, en especial aquellos que no se enjuagan, porque cubren y protegen mejor al cabello. En el caso de otros acondicionadores, es importante dejarlos actuar durante al menos 5 min y, luego, enjuagar con agua fría; esto permite que quede más acondicionador residual en el cabello. Los acondicionadores están formulados para sellar el contenido de humedad en el cabello, no para el cuero cabelludo; es decir, se empieza a colocar a 1 o 2 cm de este. Demasiado acondicionador en el cuero cabelludo solo hará que quede excesivamente graso.

8 Usa camisetas en vez de toallas

No es broma: tus viejas camisetas de algodón son mucho más suaves y mejores para tu pelo que cualquier toalla. No estropean tanto la cutícula, así que no tienes que trabajar tan duro para alisar el cabello y hacer que se vea saludable.

9 Evita los lazos muy apretados

Evita el uso de gomas de pelo muy apretadas; en su lugar, opta por las que están forradas en tela o las cintas. Las gomitas tienden a tirar el cabello hacia atrás muy fuertemente, lo que aumenta la fricción y puede causar la rotura de los pelos.

Cuando te acuestes por la noche, trenza tu cabello sin apretarlo, para evitar un desastre; una trenza lateral es la mejor opción. Dejar el pelo suelto tiende a crear nudos, lo que significa que debe someterse a tirar y cepillarse por la mañana.

10. Usa agua fría para lavarte el pelo

El agua caliente afecta al cabello de la misma manera que los métodos de peinado con calor. Frío no significa exactamente congelada, sino el agua a temperatura ambiente. Además, el agua caliente tiende a arrebatar los aceites naturales nutritivos de la piel, dejándola más seca y áspera.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD