El lado positivo del colesterol

Cuando hablamos de colesterol la mayoría de las personas lo asocia a algo negativo y poco sano, pues claro, no es recomendable tener un exceso de este componente en el organismo. Sin embargo, hoy damos una mirada diferente al colesterol y destacamos su lado positivo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CWKG2JTBRRG2NKRSW74YAW7VIE.jpg

El colesterol es un compuesto lipídico que todos tenemos en nuestro organismo, pues esta sustancia se sintetiza en las células de los vertebrados, lo que significa que no solo ingresa con lo que comemos a nuestro cuerpo, sino que también lo producimos internamente.

Este compuesto lipídico es insoluble en agua, por lo tanto, en nuestro organismo se traslada unido a proteínas, formando las llamadas lipoproteínas, dentro de las cuales distinguimos aquellas de alta densidad o HDL, también conocidas como colesterol bueno, y lipoproteínas de baja densidad o LDL, también llamado colesterol malo.

Si nuestro cuerpo recibe con los alimentos una baja cantidad de colesterol, se incrementa la síntesis endógena y viceversa. Esto quiere decir que siempre tenemos colesterol en nuestro cuerpo, y ello se debe a que este compuesto al que todos asociamos a algo negativo, también tiene una cara positiva que hoy deseamos mostrar.

PUBLICIDAD

El colesterol también es bueno

El colesterol presente en el organismo en cantidades adecuadas no resulta perjudicial para la salud sino que, por el contrario cumple funciones importantes como las siguientes:

- Es parte de la estructura de las membranas de cada célula del organismo, involucrándose así en varias funciones de las mismas y permitiendo o no el paso de sustancias.

PUBLICIDAD

- Es necesario para la síntesis de hormonas como el cortisol o la aldosterona, que regulan el nivel de líquido y sales en el organismo.

- Es precursor de hormonas sexuales tales como los estrógenos y la testosterona, que permiten el buen funcionamiento de los órganos reproductores y promueven la fertilidad.

- Es parte de las sales biliares que se requieren para una adecuada digestión de las grasas, sin ellas no podríamos tener una buena absorción de nutrientes y tendríamos un estado nutricional deficitario.

- Es precursor de la vitamina D, que interviene en la salud cardiovascular y en el metabolismo del calcio.

Como podemos ver, en nuestro organismo el colesterol es de gran importancia, pues se encuentra relacionado con muchas funciones vitales para su funcionamiento. Por eso, jamás faltará colesterol en nuestro cuerpo mientras este funcione correctamente.

¿Cuánto colesterol necesitamos?

Con un mínimo de colesterol en el organismo estas funciones siguen cumpliéndose, por lo tanto, no hay un valor mínimo de colesterol plasmático establecido.

Aunque si se establece como recomendable no concentrar más de 200 mg/dl de colesterol total en el organismo, pues por encima de estos valores ya podemos tener riesgos para la salud, sobre todo, a nivel cardiovascular.

No obstante, conocer acerca del colesterol y su cara positiva nos hace pensar en que si bien no debemos promover excesos, tampoco debemos procurar un descenso importante en sus niveles, pues a menor ingreso alimentario, más producción interna de colesterol, de manera a preservar este compuesto con funciones vitales en nuestro cuerpo. Aunque ningún exceso es bueno, el colesterol merece que reconozcamos su función en nuestro organismo.

Lo que podemos hacer en la cocina

Si presentamos elevadas cantidades podemos actuar para reducir el colesterol con ayuda de la cocina, ya que podemos moderar su ingesta y no erradicarlo drásticamente de la dieta.

Si no queremos elevar la cantidad de colesterol en el organismo, no es aconsejable restringir al máximo su ingesta o los alimentos que promueven su incremento, pues esta restricción será compensada con mayor síntesis endógena.

Simplemente es recomendable llevar una dieta variada, con escasa cantidad de grasas saturadas y grasas trans, pero con un buen aporte de grasas de calidad como aquellas derivadas de semillas, frutos secos o pescados grasos.

Hay que evitar también las frituras o alimentos preelaborados, así como la comida rápida comercial que puede concentrar gran cantidad de grasas malas e incrementar notablemente la cantidad de colesterol malo.

Por supuesto, acompañar una buena dieta con adecuado descanso y ejercicio físico será de gran ayuda para cuidar los niveles de colesterol en el organismo y evitar de este modo las consecuencias de su exceso, mientras disfrutamos de su lado positivo en nuestro cuerpo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD