Crisis por “error” de un joven

La crisis que desató la firma de un acta bilateral que pretendía cambiar el sistema de contratación de la energía de Itaipú ahora pasó al plano judicial, donde existen dos denuncias presentadas y se formó un equipo de fiscales para investigar el caso. El extitular de la ANDE Pedro Ferreira declaró en la fiscalía y aportó documentos.

El ingeniero Pedro Ferreira, el jueves de la semana pasada, declaró por casi 10 horas en la fiscalía y entregó una serie de documentos que respaldan todas sus denuncias.
El ingeniero Pedro Ferreira, el jueves de la semana pasada, declaró por casi 10 horas en la fiscalía y entregó una serie de documentos que respaldan todas sus denuncias.

Tras la renuncia del presidente de la ANDE, el ingeniero Pedro Ferreira, él mismo denunció públicamente que le quisieron obligar a firmar un acta bilateral mediante el cual el Gobierno brasileño, a través de Eletrobras y de Itaipú, pretendía extorsionar al Estado paraguayo para forzar que cambie el sistema de contratación de potencia de la hidroeléctrica en perjuicio del Paraguay.

El martes de la semana pasada, el abogado Tadeo Ávalos presentó una denuncia en la Fiscalía General del Estado por los delitos de traición a la Patria y lesión de confianza contra el ahora excanciller, Luis Alberto Castiglioni; el expresidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) Alcides Jiménez; el exembajador paraguayo ante Brasil Hugo Saguier Caballero y el exdirector paraguayo de Itaipú José Alderete.

También el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), a través de sus abogados Juan Carlos González y Juan Manuel Benítez, presentó una denuncia similar en la Fiscalía.

El Ministerio Público conformó un equipo de fiscales integrado por Marcelo Pecci, Sussy Riquelme y Liliana Alcaraz, para que investiguen ambas denuncias y la primera diligencia que se dispuso fue convocar para una audiencia testifical al personaje central de todo esto, el ingeniero Pedro Ferreira, quien el jueves de la semana pasada se presentó ante los agentes y declaró por casi 10 horas.

En la extensa declaración, Ferreira presentó una gran cantidad de documentos que respaldan sus denuncias y también puso a disposición de los investigadores su teléfono celular para que sea objeto de una pericia a fin de demostrar todas las comunicaciones que tuvo con los denunciados y otras personas.

Al retirarse de la fiscalía, el ingeniero dijo que dejó toda la documentación correspondiente a las negociaciones que se dieron para redactar el acta bilateral, que dejaba bien claro quienes fueron los que negociaron para perjudicar al Paraguay. Ferreira pidió que se castigue a los mismos, ya que con la firma de esa acta se iba a obligar a la Nación a pagar millones de dólares al Brasil.

También el extitular de la ANDE se ratificó en que el abogado José “Joselo” Rodríguez se presentó como el director jurídico de la Vicepresidencia y que le informó que era el enviado del vicepresidente Hugo Velázquez para ser parte de las negociaciones de la redacción del acuerdo bilateral. Pero Ferreira apuntó que recién días después de explotar el escándalo se enteró que el letrado no era funcionario, no obstante todo demuestra que “Joselo” era cercano al vicepresidente.

Rodríguez también declaró ante la fiscalía el sábado y negó las acusaciones de Ferreira. El abogado Cristóbal Cáceres Frutos incluso dijo que el ingeniero no puede negar conocer a “Joselo” ya que éste es abogado de los hijos del ingeniero y de las empresas que ellos tienen. Añadió que su cliente cometió un error al nombrar al vicepresidente de la República y hacerse pasar por su asesor jurídico, aunque minimizó el hecho y lo quiso presentar como un “error” de juventud.

Ese error del que habla el abogado hizo tambalear al gobierno Nacional. Entre el miércoles y la mañana del jueves pasado se barajó someter al presidente Mario Abdo Benítez y al vicepresidente Hugo Velázquez a un juicio político por el “error” de un joven imprudente, como lo calificó el abogado.

Negociaciones políticas salvaron, por el momento, a los dos representantes del Poder Ejecutivo de ir a juicio político. Las pesquisas fiscales podrían avivar nuevamente el fuego en torno a las negociaciones que se dieron con el acuerdo bilateral y de encontrarse efectivamente que hubo una actitud entreguista de parte del gobierno se podría dar el temible juicio político.

Por el momento hay más dudas que certezas en torno a las personas que actuaron en la sombra para perjudicar al Paraguay.

Cuando el ingeniero Pedro Ferreira renunció al cargo de presidente de la ANDE y se supo de la acción entreguista, fue el mismo presidente Mario Abdo Benítez quien salió a decir que era mentira que el Paraguay iba a perder con este acuerdo. Fue firme al señalar que el país iba a ganar, pero finalmente cuando se conocieron los turbios detalles tuvo que dar marcha atrás en su postura. Acto seguido destituyó al canciller, Luis Alberto Castiglioni; al efímero presidente de la ANDE, Alcides Jiménez; al embajador ante Brasil, Hugo Saguier Caballero, y al director paraguayo de Itaipú, José Alderete.

Pero, ni eso calmó las aguas, hasta el momento Abdo Benítez no salió a explicar que ocurrió, solo montó un acto político frente al Palacio de López para hacer una inútil demostración de fuerza, sin convencer al pueblo.

1. La denuncia presentada por el Partido Liberal Radical Auténtico dice que se cometieron los hechos punibles de lesión de confianza (Art. 192 del C.P.), preparación de un atentado contra la existencia del Estado (Art. 270) y por inducción a un subordinado a un hecho punible (Art. 318). Esta denuncia es más específica que la otra, presentada primeramente, que solo pedía que se investiguen los hechos ocurridos.

2.El abogado José Miguel Rodríguez González, con su “error” de hacerse pasar como director jurídico de la Vicepresidencia, puso en peligro al Gobierno, pero la pasiva actitud del vicepresidente Hugo Velázquez es inquietante, ya que adelantó que no tomará acciones contra Rodríguez y, al igual que el abogado Cristóbal Cáceres Frutos, minimizó el hecho alegando que se trató de una cuestión de juventud.

3. El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, se mantuvo oculto de todos en Mburuvicha Róga, para no tener que salir a explicar si hubo o no una actitud entreguista de parte del gobierno. En el acto político que montó con seccionaleros y funcionarios públicos repitió su frase “caiga quien caiga”, pero la misma cada vez retumba con menos fuerza y lo sitúa en un lugar donde su credibilidad es cero.

Abogado de “Joselo” minimiza el hecho

El abogado José Miguel Rodríguez González, conocido como Joselo, declaró el sábado por casi ocho horas ante los fiscales Marcelo Pecci, Liliana Alcaraz y Sussy Riquelme y según se supo dejó documentos importantes para esclarecer lo que ocurrió en la elaboración del documento bilateral que se negó a firmar el ingeniero Pedro Ferreira. También el testigo dejó su teléfono celular para que sea objeto de una pericia por técnicos del Ministerio Público.

En nombre de “Joselo”, el que conversó con la prensa fue su abogado Cristóbal Cáceres Frutos, quien no quiso entrar en grandes detalles sobre el fondo de la diligencia, pero dijo que su cliente cometió un error al nombrar al vicepresidente de la República y hacerse pasar por su director jurídico.

“Se pidió disculpas, por nombrar al vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, es un muchacho joven y no veo que las otras personas que cometieron errores han pedido disculpas hasta el momento. Él (José Rodríguez) ha reconocido que esto fue un error”, dijo Cáceres Frutos.

“Mi cliente hizo una intermediación privada para hacer un negocio y su error fue nombrar al Presidente (Mario Abdo) y al vicepresidente (Velázquez). Y lo hizo con el afán y objetivo de llamar la atención y con el afán de que la negociación salga adelante”, apuntó el abogado defensor.

En todo momento el abogado Cáceres Frutos negó que su defendido sea funcionario público y dejó en evidencia que “Joselo” en todo momento se hizo pasar por director jurídico de la Vicepresidencia al solo efecto de sacar ventaja en la negociación. Al mismo tiempo, negó que Hugo Velázquez sepa de todo lo que estaba ocurriendo y tildó la actitud de su cliente como un error de juventud. Las explicaciones de Cáceres Frutos trajeron más sombras que luces y parecieron salir de una película mal guionada.

victor.franco@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.