Un “general” del Comando Vermelho en Paraguay

La captura en Paraguay de Luis Claudio Machado (40), alias Marreta, materializada el martes de mañana por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), podría significar un reposicionamiento de la imagen de los organismos de seguridad de nuestro país ante la opinión internacional, ya que se trata de uno de los “generales” de la poderosa y famosa organización criminal brasileña Comando Vermelho (Comando Rojo), dirigida por el temible e igualmente famoso Fernandinho Beira Mar. En este año que culmina, también había caído en Asunción otro de los más buscados del país vecino, Roger Abdelmassih (70).

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/LQKQZRTEZZFFJFUMP62SDQH2GE.jpg

Luis Claudio Machado, de 40 años, alias Marreta, uno de los peces gordos más buscados del Brasil y capturado el martes de mañana en Asunción, es considerado uno de los “generales” de la criminal organización carioca Comando Vermelho.

Según los datos obtenidos, dirigía por celulares las ejecuciones ordenadas por la cúpula de la red, cuyo líder absoluto es Fernandinho Beira Mar.

Marreta, como lo conocían los componentes del “ejército” del carioca Comando Vermelho, es uno de los máximos jefes militares de la organización criminal.

De hecho, tenía el rango de “general” dentro de la estructura operativa de la red, con todas las atribuciones y confianza que le fueron otorgadas por el indiscutible máximo líder de la organización, Luiz Fernando da Costa, alias Fernandinho Beira Mar, actualmente recluido en una prisión de alta seguridad del Brasil.

La información fue confirmada por agentes de la Policía Federal del vecino país, quienes lo tomaron en carácter de detenido después de que por infracciones a las leyes migratorias, autoridades de Paraguay lo deportaran tras su arresto en una residencia del barrio Ykua Satî de la ciudad de Asunción.

Cinematográfica fuga

El criminal era uno de los fugitivos más buscados de su país, luego de que el 3 de febrero de 2013 dirigiera una fuga de 27 presos del instituto penal “Vicente Piragibe” de Río de Janeiro.

Un túnel conectado a la tubería de alcantarillado de la prisión permitió el éxito del plan de escape.

La última detención de “Marreta” se materializó en agosto de 2011, luego de que fuera localizado en un apartamento en la localidad de Manguera 2, con seis kilos de cocaína distribuidos en más de 5.000 cápsulas que debían ser comercializadas en una favela controlada por Comando Rojo.

“Es uno de los más buscados del Brasil. Es uno de los generales de esta organización, un verdadero peso pesado”, ratificó a la prensa el ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Luis Rojas.

Por videollamadas

Considerado uno de los más sangrientos a las órdenes de Beira Mar, “Marreta” dirigió personalmente las más de 120 ejecuciones que se le atribuyen a la red en los últimos años, en su mayoría agentes de la Policía de Río de Janeiro.

“Marreta” controlaba por videollamada de celular cada ejecución dispuesta por la cúpula de Comando Vermelho.

Los sicarios debían transmitir en vivo y en directo las muertes.

“Esos videos después debían ser entregados a Beira Mar. Era parte del ‘protocolo criminal’”, dijeron los federales.

Ocupación de favelas

A “Marreta”, además, se le atribuyen unas cien muertes de civiles por encargo y, especialmente, en el marco de una sangrienta guerra desatada contra los líderes de otras facciones delictivas por el control de las principales favelas de Río de Janeiro.

También fue investigado por la muerte de tres policías, en el año 2009, cuando fue derribado un helicóptero que pretendía tomar una de las favelas controladas por los narcotraficantes.

Estando en prisión, desarrolló una ingeniosa técnica de asesinato, conocida en el país vecino como “corcho” o “inyección letal”, que consistía en inducir a sus rivales a consumir potentes dosis de drogas de manera solapada hasta provocarles la muerte.

Además de ser evadido de una cárcel de máxima seguridad, Luis Claudio Machado también registra otros tantos antecedentes por homicidio doloso, homicidio provocado, asociación criminal, hurto, tráfico de drogas y extorsión.

Sin lugar a dudas que la detención en Paraguay de este peligroso criminal, así como la captura del exmédico Roger Abdelmassih (70), lograda el 19 de agosto pasado, también por la Senad, van a dar otra imagen más positiva de los organismos de seguridad paraguayos con fama de corruptos.

ileguizamon@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05