Incontrolable tráfico de carbón vegetal y cortes de madera

El tráfico de carbón vegetal y cortes de madera se torna prácticamente incontrolable por parte de las autoridades de esta parte de la región. Esta situación hace sospechar de que todos los materiales son extraídos de la reserva natural Campos Morombí, ya que es una zona de influencia. Algunos cuentan con las guía del Instituto Forestal Nacional (Infona).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WTMQJZTBXVDQZC2QH6TBAFZII4.jpg

COLONIA CAMPO AGUAE, distrito de Curuguaty. Dpto. de Canindeyú (Alberto Núñez Barreto, corresponsal). El sábado último a plena luz del día circulaba un camión repleto de carbón vegetal y debajo del cargamento llevaba maderas aserradas presuntamente extraídas del predio de la reserva Campos Morombí. Llamativamente el cargamento presuntamente ilegal contaba con una guía para 12.000 kilos de carbón vegetal. Sin embargo, el rodado llevaría más kilos de la producción, según los datos a los que se pudo acceder.

De acuerdo a informaciones recabadas en la zona, en horas de la noche existen mucho movimiento de tráfico. El camino que utilizan es el que se encuentra en el predio de la estancia JP, propiedad que linda con la zona boscosa de la reserva, actualmente invadida por grupos de campesinos financiados por poderosos traficantes de madera, carbón y drogas, según informes manejados por todas las autoridades.

De acuerdo con lo manifestado por el funcionario del Infona destacado en esta localidad, Mario Cañete, el cargamento cuenta con la guía de traslado, y salió de la localidad de Brítez Cue y no de la reserva Campo Morombí. “Tiene la guía, entonces nosotros le sellamos y se van sin problemas”, refirió escuetamente el funcionario forestal.

PUBLICIDAD

Las guías están a nombre de Robinson Ricardi, de Brítez Cue.

Dijo desconocer si el carbón salió de la reserva o no porque el puesto está a unos 10 kilómetros del sitio.

Puesto que no funciona 

PUBLICIDAD

Desde el año pasado la Policía Nacional había instalado a la salida de la reserva un improvisado puesto de control dependiente del Departamento de Bosques y Asuntos Ambientales (Deboa) para, de esa manera, evitar la masiva extracción de los productos provenientes de la descontrolada deforestación en el predio de la reserva. No obstante, de igual manera sigue el tráfico de madera y carbón ante la supuesta venia de los uniformados, quienes solamente se limitan a estar en la caseta.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD