Solución definitiva a la obesidad

Estadísticas alarmantes tales como que un tercio de la población mundial es obeso y que esta enfermedad es la quinta causa de muerte alrededor del mundo hacen que avances médicos como las cirugías bariátricas sean, más que una opción, una necesidad.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/HYW77SWMQVBEBMFVCX76O4INGI.jpg

El síndrome metabólico, la diabetes y enfermedades cardiovasculares son patologías crónicas generalmente asociadas a la obesidad o sobrepeso y son las que demandan actualmente en la salud a nivel mundial al menos el 60% del presupuesto sanitario.

Por esta razón, tanto la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan la prevención eficaz de este tipo de enfermedades y en este contexto surgen las cirugías bariátricas como una de las principales opciones.

Nuestro país no escapa a esta realidad, por lo que -hace cinco años- especialistas del Instituto de Previsión Social vieron la progresión de este tipo de intervenciones quirúrgicas y decidieron implementarlas en el Hospital Central.

Ricardo Olmedo, jefe de Cirugía General del Hospital Central del IPS, explicó que hasta hoy ya se realizaron unas 70 operaciones bariátricas, de las cuales la mayoría terminaron con resultados auspiciosos.

Según dijo, al menos el 99% fue exitoso, teniendo en cuenta que en algún que otro caso se registraron complicaciones menores como pequeñas fugas de las suturas u obstrucción intestinal, entre otras.

“De complicaciones simples hasta complejas, inherentes a cualquier acto quirúrgico, hasta complicaciones de la cirugía misma, porque es una cirugía muy complicada”, dijo.

Explicó que existen tres formas fundamentales de procedimientos bariátricos:

-La banda o el anillo: con los cuales se pone un anillo en el estómago y se achica la capacidad receptora de donde llega el alimento primariamente, reduciéndose la capacidad del estómago.

-La manga gástrica: de tener un estómago grande con forma de gaita, se queda uno de forma tubular. Tambien consiste en reducir la capacidad del estómago. Es la de realización más frecuente en el mundo actualmente.

-Bypass gástrico: es la cirugía más compleja. Consiste en achicar el estómago y cambiarle el sentido del tubo digestivo. La progresión normal del tubo digestivo (esófago, estómago, duodeno, intestino delgado) es alterada cuando el estómago, una vez pequeño, se une al intestino delgado mucho más abajo, entonces el alimento no pasa por la parte del estómago principal sino que va directamente al intestino delgado, absorbiendo poco.

Según Olmedo, en nuestro país el método que más se utiliza es la manga gástrica y, en segundo lugar, el bypass gástrico.

Actualmente, existen unas 40 personas que se encuentran realizando el proceso de preparación para las cirugías.

“Se prepara primeramente con el endocrinólogo, con el Departamento de Psicología y con el Departamento de Nutrición. A la par se hacen evaluaciones con el cardiólogo, con el neumólogo, gastroenterólogo y también el anestesiólogo”, precisó.

Relató que la iniciativa de implementar las cirugías bariátricas fue considerada en Paraguay hace aproximadamente cinco años, teniendo en cuenta la progresión de los procedimientos.

Fue implementada por primera vez “hace como dos años, entre mayo y junio”, luego de la conformación de un grupo multidisciplinario con todas las especialidades necesarias.

“Hace aproximadamente dos años, en mayo o junio, empezamos con unos instructores chilenos las cirugías”, relató.

Recordó que la intervención quirúrgica no representa ningún gasto para el paciente e instó a las personas que tienen cierto temor al tratamiento a acercarse a aclarar dudas al respecto y así iniciar un proceso para llevar una vida más saludable

La cirugía bariátrica está diseñada para personas con más de 35 kilogramos de sobrepeso (o con peso inferior pero asociado con enfermedades causadas por la obesidad). No es una cirugía estética, representa mínimos riesgos, es usualmente muy exitosa y busca que la ingesta y el aporte de calorías disminuyan y, por consiguiente, que no se recupere nuevamente el peso perdido.