El “zar” de la cocaína

A inicios del 2000 Iván Mendes Mesquita, conocido como el “zar” de la cocaína, se instaló en Paraguay y movía unos mil kilos de droga mensualmente, hasta que fue detenido y extraditado a los Estados Unidos en el 2005.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3HTDJNDBSVACLJDPCAKYEVXEDE.jpg

Se metió en la sociedad de Pedro Juan Caballero, como un próspero empresario brasileño, cuando en realidad estaba huyendo ya que era buscado por tráfico internacional de drogas. Compró propiedades y se instaló con todos los lujos, sin perder tiempo comenzó a construir lo que en pocos años sería un imperio.

Iván Mendes Mesquita era un piloto de aviación  huyó del Brasil para montar un imperio del tráfico que se movía sin problemas en la zona del Amambay sobornando a las autoridades, según informes.

Los datos que manejaban los organismos internacionales antidrogas y la misma Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) señalaban que Mendes Mesquita movía unos mil kilos de cocaína al mes entre Colombia y Estados Unidos, esa droga también pasaba por Paraguay.

PUBLICIDAD

Mendes Mesquita, no era un simple traficante de drogas, era el “zar” de la cocaína, mote que se ganó luego de vincularse a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y también tenía fuertes nexos en los Estados Unidos y hasta Europa.

José Corredor, alias “Boyaco” alias “Chepe”, uno de los líderes de las FARC, quien fue detenido en el 2006, era el nexo de Mendes Mesquita con la guerrilla colombiana. Era este guerrillero, quien le proveía al brasileño de pilotos y aeronaves, para poder traficar la cocaína a gran escala.

Usando experimentados pilotos con aviones livianos, para transportar cocaína de aeropuertos clandestinos en Colombia hacia Brasil, Venezuela, Surinam, Guatemala y México, pasando por territorio Paraguayo. El destino final, para la mayor parte de la cocaína es Estados Unidos y varios países europeos, Inglaterra, Italia y Holanda.

PUBLICIDAD

Pero, toda esta movida implicaba un gran riesgo, para toda la estructura y fue así que la Senad recibió la información de que Iván Mendes, estaba operando desde el Paraguay y la misma DEA de los Estados Unidos, cooperó con los antidrogas, para la captura final del traficante que se dio el 24 de noviembre de 2004.

Mendes Mesquita, ya expandió sus dominios desde el Amambay hasta la zona de Alto Paraguay, en el Chaco paraguayo, donde usaba una estancia que estaba a nombre de un paraguayo Ramón Mareco, como centro de recepción de aviones cargados de cocaína que hacían una parada, para cargar combustible y proseguir el clandestino vuelo.

Un año y ocho meses, se intervinieron las comunicaciones del clan Mendes Mesquita, para poder detenerlos. Incluso se hizo un procedimiento fallido y se tuvo que empezar con foja cero otra vez para dar con el grupo.

Finalmente, el azar jugó a favor de los antidrogas. El 24 de noviembre de 2004, una importante carga de cocaína iba a venir en una avioneta que bajaría en la estancia de Alto Paraguay.

Un grupo de agentes de la Senad y el fiscal Francisco de Vargas, se dirigieron a la zona y pasaron días esperando la llegada del avión. Hasta que el 24 de noviembre la nave tocó tierra.

En el lugar no iba a estar Ivan Mendes Mesquita, pero una serie de hechos hizo que el “zar” de la cocaína, desconfiara de las personas que iban a ir a dar ayuda logística a la nave y decidió acompañar al grupo.

Cuando la avioneta bajó llegaron los antidrogas, se generó una balacera, que terminó con la muerte de Clever Caires Correa, administrador de Mendes y la captura de Nelio Alves de Oliveira y Eder Pedro Ferrato, pilotos, Luis Brun Limeño, seguridad, un nativo identificado como Toro e Iván Mendes Mesquita. En ese procedimiento se incautaron 260 kilos de cocaína, que estaba siendo llevada hacía Colombia.

La estructura más grande de tráfico de drogas que operaba en el Paraguay en esa época quedó descabezada.

Con la detención de Mendes Mesquita, la justicia de los Estados Unidos, empezó a mover sus contactos, para extraditar al narcotraficante que era buscado por ese país.

Luego de siete meses de haber sido detenido Mendes, era extraditado a los Estados Unidos, donde está preso hasta la fecha purgando fuertes condenada por tráfico internacional de drogas.

Los demás detenidos en el procedimiento realizado en el Chaco, fueron sentenciados y están presos en la cárcel de Tacumbú, excepto Ramón Marecos, quien está en la Agrupación Especializda.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD