Infinity, una alternativa en inglés

Con sólo 24 años, Yvette Salum es directora de un instituto dedicado a la enseñanza del inglés. El sueño, como ella lo llama, se materializó hace apenas dos meses en un barrio capitalino y se perfila a ser competencia de importantes centros del rubro.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/CTCZIDG2TNH6DETXL6ZQ5FH3KM.jpg

Lo que desde afuera parece nada más que una vivienda particular de un barrio asunceno guarda en su interior salones ambientados como diferentes ciudades de Estados Unidos. Se trata de un novedoso instituto de enseñanza de inglés. “Entrás en una clase y es como que estás en Nueva York, o Washington DC, o Florida, etc. La idea es que los alumnos se sientan obligados a hablar en inglés, que no les quede de otra”, explica su fundadora y directora, Yvette Salum (24).

Con una metodología dinámica, divertida y para nada convencional, Infinity Language Center and Co. ofrece clases de inglés a niños, jóvenes y adultos en su sede ubicada en el barrio Herrera. “Enseñamos inglés de manera dinámica y divertida sumergiendo a niños, jóvenes y adultos a otro mundo, brindándoles una perspectiva distinta y abriendo infinitas puertas”, prosigue en diálogo con ABC Color la joven emprendedora.

Relata que su amor por el idioma extranjero data de varios años y fue lo que precisamente la motivó, en principio junto con una compañera de universidad, a proyectar una idea que cinco meses atrás era aún incipiente. “En febrero iniciamos la idea; en marzo, ella me dijo que no podría seguir y en abril inicié las clases”, rememora. Hoy día ya cuenta con aproximadamente 40 alumnos con edades que van desde cuatro años hasta 70 años y cuatro teachers más trabajando en el lugar. “Meses atrás, esto era un sueño y algo que tenía proyectado en mi imaginación, que tenía que hacerlo realidad de alguna manera”, confiesa.

Explica que lo que diferencia a este instituto de los demás es que utiliza un método alejado de lo estrictamente convencional como los módulos. “Nos enfocamos en varios libros, para no cerrarnos a un solo punto de vista, y que cuando se pase a otra etapa, verdaderamente se esté en otro nivel de conocimientos. Que el alumno se sienta seguro es lo principal”, remarcó.

Los niveles -principiante, intermedio y avanzado- no tienen un tiempo establecido. Se avanza a otro nivel de acuerdo al aprendizaje logrado. Además, los alumnos pueden moldear su horario en base a su disponibilidad de tiempo y pueden recuperar clases según les convenga.

Las clases son dictadas de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 de lunes a viernes y los costos mensuales varían de acuerdo a la asiduidad con que sean tomadas: clases grupales, dos veces por semana, G. 540.000; tres veces por semana son G. 800.000. Mientras que las personalizadas son G. 620.000 y G. 900.000, respectivamente. No se abona matrícula y la tarifa ya incluye los materiales a utilizarse durante el curso. Las clases de recuperación tampoco tienen costo adicional.

El instituto también brinda clases de apoyo escolar y ofrece servicios de traducción. Los interesados pueden disipar dudas en la fan page del Facebook Infinity Language Center & Co. o bien escribir un mail hello@infinity.com.py, como así también comunicarse a la línea (0981) 423 - 801.

Yvette Salum nació el 15 de setiembre de 1990 en Asunción. Es licenciada en Lengua Inglesa por el Instituto Superior de Lenguas de la Universidad Nacional de Asunción. Concluyó sus estudios secundarios en 2009 en el colegio Santa Ana. Por su notable dedicación al idioma inglés, ya en el colegio fue beneficiada para viajar a congresos de jóvenes lideres llevados a cabo en las ciudades de Washington y Nueva York, por espacio de tres semanas. Mientras realizaba sus estudios terciarios, empezó a enseñar el idioma a niños de entre tres y seis años en guarderías de Asunción. Fue ahí donde cayó en la cuenta de que su vocación era la enseñanza y no ser sólo una traductora más, que fue lo que en principio la llevó a la UNA.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05