Armonía de una guitarra

Artistas como Berta Rojas se ganaron el mundo gracias al complejo pero globalmente aceptado idioma de los acordes de la guitarra, un instrumento que armarlo representa un complicado arte, pero que incluso niños lo logran de la mano y saber de los Borja.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7UQLO6DGBJF2FEGRLOBYJ3LBD4.jpg

“No volveré a ver un instrumentos con los mismos ojos”, advierte André Ruggieri, un joven brasileño residente hace unos 5 años en nuestro país, sosteniendo el “cavaquinho”, un “pariente cercano” del ukelele que hizo con sus propias manos en Luque. Frente a él Mía, una pequeña apenas 6 años, exhibe la guitarra que hizo, demostrando ambos que no importan las diferencias, cualquiera puede aprender a hacer una instrumento de cuerda.

“Al principio hice con ayuda de los profesores, después ya fui aprendiendo. (Ahora) mi mamá me va a inscribir en una escuela para aprender a ejecutar”, adelantó la más chica del grupo de pequeños luthieres que se formaron con ayudada de su Comuna y bajo la tutela de Luthería Borja, que se dedica hace más de 100 años y sus guitarras han llegado a famosos internacionales.

“La escuela de Luthería Borja, la primera del Paraguay, es una escuela donde transmitimos técnicas bien artesanales; estamos llevando adelante varios cursos donde llevamos clases con niños de 6 a 12 años, donde construyen sus propios instrumentos”, afirmó Luz Borja, CEO de la empresa y escuela familiar.

También tienen otros programas como la oficina de Cavaquinho, un convenio con la Embajada de Brasil para hacer este instrumento tradicional del vecino país; la Escuela de Guitarra tradicional, que se hace con apoyo del Fondec, y “Arte en contexto de encierro”, un programa que desarrollan en el penal La Esperanza con ayuda del MEC. Los grupos presentaron sus trabajos en el Pabellón Empresarial de la Expo 2017.

“El curso en sí de oficina de cavaquinho dura 4 meses al igual que los otros, pero en un taller de lutheria tarda entre 5 y 8 días hacer una guitarra bien paraguaya. Mi papá (Aníbal Borja) hace más de 50 años está en este oficio; aprendió desde los 6 a 8 años en este arte, no hay una edad para empezar sino que te interese y te apasione realmente el arte”, afirmó Borja.

“Para nosotros la guitarra no es un simple instrumento, es una pieza artística que conjuga el arte y cultura del Paraguay; es identidad. El arpa y la guitarra son los máximos embajadores de nuestro país; a nivel internacional nos sentimos orgullosos de poder no solo vender guitarras, sino transmitir este arte a las nuevas generaciones. Algunos nos dicen '¿porque transmiten su conocimiento?', bueno, no tenemos que ser celosos porque esto se tiene que innovar, evolucionar y fortalecer desde los niños hasta esos adultos”, remarcó.

Los Borja tratan de mantener la tradición no solo en el diseño, sino en la forma de elaboración de la guitarras, para las cuales se emplean principalmente madera nacional. “Para fondo y aros estamos haciendo con cedro nacional y en algunos casos pino internacional. Para el diapazón usamos el incienso y para el brazo, el mástil y taco y cabeza estamos usando cedro nacional”, indicó.

Don Aníbal Borja por su parte recomienda: “La tapa armónica depende de la madera, acá tenemos el algarrobo que es de primer nivel, el abeto alemán la más buena”, y remarca que no son de utilizar tanto máquinas automáticas, sino las herramientas tradicionales, como la galopa, la sierra, formones, cuchillas, lija, la prensa, etc.

La elaboración de empieza por la “elección de la madera y el plano del modelo de guitarra, para luego proseguir tallando el mástil. Posteriormente se confeccionan los aros (madera moldeada del costado) y fondo. Tercero se trabaja la tapa armónica (frente), los refuerzos o taquitos (interior). Posteriormente lijados, terminaciones, y tapado de poros para el lustre. Finalmente colocación de trastes, cuerdas y clavijas.

Entre los propietarios más ilustres de una guitarra Borja, Luz recuerda a Michelle Bachelet, presidenta chilena, y al cantante Bono de U2, a quien le regalaron una guitarra personalmente en Nueva York. “Se quedó enamorado, conoció nuestra historia y de nuestro taller, nuestra tradición y si puede usar Bono de U2 una guitarra paraguaya, estamos para más”, dijo Luz Borja.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05