Belleza sin medidas

Lejos de buscar a jóvenes esbeltas con atributos proporcionados, el certamen "Miss Gordita" promueve la inclusión de aquellas mujeres que, si bien no llenan esos requisitos, también tienen la capacidad de demostrar que pueden ser "la más bella".

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/T5JYQG3XJ5DJHAOJCDQ6TT7JL4.jpg

"No fomentamos la obesidad bajo ningún punto de vista, sino la autoestima, a partir de que una mujer se sienta cómoda consigo misma", explica Michael Beras, empresario brasileño residente en nuestro país desde hace 25 años. "Miss Gordita" nació como idea del brasileño en 2012, con la consigna de romper esquemas y, sobre todo, de luchar contra la discriminación impuesta por una sociedad estereotipada que considera que la belleza de una mujer es definida por las proporciones de su figura en base a las medidas de sus caderas, su cintura y su busto.

Desde un principio, la idea de Beras, según explica a ABC Color, fue incentivar a aquellas mujeres que, abrumadas por la sociedad de consumo, optan por mantenerse ocultas para no ser víctimas de 'bullying' en todos los ámbitos de la sociedad por tener esos kilos de más que las ubican dentro del 57% de la población que padece sobrepeso, según datos del Ministerio de Salud. De hecho, explica que las mujeres que accedieron al certamen de belleza tuvieron la oportunidad -con la ayuda de profesionales- de aceptarse a sí mismas y, a partir de ahí, de alimentarse mejor y conseguir bajar de peso, mejorando su salud y su calidad de vida.

Pero la tarea no fue fácil, según explica: empezando por la resistencia que ponían las propias concursantes, por los complejos y luego la discriminación y sorpresa por parte de terceros frente a lo considerado como no convencional dentro de los parámetros de belleza. "Hasta el último momento teníamos miedo de que las chicas sean objeto de burla y queríamos tener la seguridad y la actitud de las chicas y que puedan soportar y estar preparadas para este tipo de situaciones", reconoce.

Cuenta además que, al inicio, el evento era realizado a puro pulmón, hasta que se empezó a llamar la atención de la prensa. "La segunda edición, en 2013, quedó bastante mediática con la final que se hizo en el programa El Conejo", rememora. Pero el verdadero éxito llegó cuando la prensa extranjera, en este caso la agencia de noticias EFE, en 2014 decidió hacer un reportaje sobre el certamen. "A partir de allí, las publicaciones cayeron en unos 30 países y el interés fue increíble", relata.

Con publicaciones de la talla de Washington Post, la revista española Caras e incluso el Gobierno de Bolivia, que dio un espacio a la publicación en su portal oficial, "Miss Gordita" se posicionó a nivel mundial como el evento de belleza "contra la discriminación de la mujer" y que le ha valido a Paraguay ser noticia en el mundo: "Pone a Paraguay como un ejemplo de inclusión, posicionándose entre las siete u ocho noticias salidas de Paraguay con mayor difusión, lo cual llena de orgullo", dice Beras.

La satisfacción del organizador, afirma, es ver a las mujeres que pasaron por el concurso llegar a ser lo que nunca pensaron, según sus propios testimonios. Al ser consultado sobre qué lo motiva a seguir en momentos en los que invade el pesimismo de las propias mujeres, responde con una escueta pero reveladora frase: "Es de ellas".

Michael Beras es oriundo de Porto Alegre, nacido el 7 de setiembre de 1973. Llegó a nuestro país por negocios de sus padres, a la edad de 17 años. Si bien regresa periodicamente a su país natal, asegura que ya reside oficialmente en Paraguay.

Beras comenta que para la edición de este año prevén que el casting sea a fines de febrero, considerando que el evento es celebrado generalmente en el mes de abril. "Para este año se buscará a chicas de 18 a 25 años de entre 70 y 130 kilogramos, de todas las medidas, considerando que existen diferentes tipos de contextura física", explica.

2012: Angélica Martínez.

2013: Diana Chamorro.

2014: Monserrat Monges (destituida por 'actitudes inapropiadas', según el organizador y reemplazada hasta hoy por Cintia Colina, quien en el certamen ganó el título de Primera Princesa).