Súper Turbo Diesel: energía musical

Súper Turbo Diesel presentó “Cada cual por su lado” junto con un videoclip grabado días antes de la cuarentena. Este es el segundo corte del disco “Combustible para el alma”, y Héctor Rojas, voz, teclados, guitarra y uno de los compositores, habló sobre este proyecto que con el que se siente una persona “muy afortunada”.

Héctor Rojas en un fotograma del video.
Héctor Rojas en un fotograma del video.gentileza

La música puso en un mismo camino a Héctor Rojas, también integrante de LaNuestra, y a Mike Cardozo, de La Secreta. Ante el hecho de congeniar ideas musicales y pensamientos sobre la vida, decidieron desarrollar este nuevo proyecto artístico, del que también forman parte Gustavo Luque, Diego Riveros y Francisco González.

Rojas empezó a tomar clases con Cardozo, quien es el productor artístico, y en el día a día fueron yendo y viniendo canciones de antes y nuevas. Finalmente llegó la idea de hacer un disco, lo cual fue algo increíble para Rojas. "Cuando estaba en el colegio escuchaba “Mita’i akahata” o “Soldado del divague” de La Secreta, y saltaba como un loco; después me viene esta oportunidad de hacer un disco junto a Mike y era “tómalo o déjalo”, y tome con todo", dijo entre risas.

Héctor, que nació en el seno de una familia muy musical, entre su tío Richard Albospino, su madre que, según él, siempre lo alentó a dedicarse a la música, y entre sus hermanos que también cantan, tomó la decisión de transitar ese sendero.

Súper Turbo Diesel, que nace en 2016, es para Héctor una oportunidad de compartir sus creaciones y visiones, y las de Cardozo, con la gente, pero buscando una identidad particular. Parte de la experiencia fue, justamente, ir a vivir a una quinta en un pueblito llamado Itagaza, en Altos, y de hecho hay una canción que lleva el nombre del lugar. Entre labores y la cotidianidad, junto con Cardozo los temas fueron fluyendo. “Fue un proceso bastante peculiar. Fue genial y eso le dio una identidad especial. Escuchando las canciones te vas a dar cuenta de lo que contribuyó cada uno. Súper Turbo Diesel tiene mis ganas de seguir y de desarrollar música y la sabiduría de Mike, todo eso quisimos plasmar en el material”, manifestó Rojas.

PUBLICIDAD

Una tarde en una estación de servicio les llamó la atención el nombre de los diferentes tipos de nafta y de esa forma surgió el nombre. “Me gusta que le podamos dar el pie a la gente a que piense y analice el porqué del nombre”, pensó. En ese sentido la filosofía aprendida fue que lo más importante son las canciones. Esto vino luego de la preocupación de Héctor por encontrar un nombre para la banda. “Para mí eso era algo muy importante, pero para Mike no. Aprendí que el producto es lo importante, en este caso el disco. Entonces quisimos enfocarnos en que la gente vea y sienta eso, que Súper Turbo Diesel no es una banda por su nombre ni porque tiene fuegos artificiales, es una banda porque tiene buenas canciones, buenas letras, buenos conceptos armónicos, y eso quisimos resaltar”.

Para Héctor lo esencial es la “energía” de cómo uno quiere hacer las cosas, y el resto viene por consiguiente. “Yo creo que todas las cosas que vos intentes hacer bien, tanto si quieras salir adelante o quieras triunfar, todo lo bueno que venga de eso viene por añadidura. En nuestro caso el nombre vino por añadidura, y el nombre del disco y todo lo que vino después fue por esa energía de querer salir adelante, por querer demostrar y hacer bien las cosas”, reflexionó.

La fortuna de compartir arte

El artista valoró además el hecho de que se piense primero en el creador y luego en la creación. Afirmó que muchas veces “la gente se preocupa por el producto pero no por la persona que lo hace”. Él profundizó que la música siempre fue, en su caso, “una forma de salir o escaparme de ese mundo malo, oscuro”, pero que el mundo exterior o las reglas de la industria muchas veces condicionan el acto de la creación. Incluso, agregó, uno puede sentirse vacío pero al final “lo único que importa de todo es tu familia, tu bienestar, tus amigos, las personas con las que estás a tu alrededor, que te hagan bien, el resto es ego y cosas con las que un ser humano tiene que lidiar personalmente”, indicó.

PUBLICIDAD

No obstante, él afirmó que se siente una persona muy “agradecida y afortunada” con todo lo que tiene ahora. “No puedo dejar de agradecer esta parte de mi vida, por más de que de repente se sienta condicionante el hacer música, igual amo lo que estoy haciendo porque me da muchas cosas geniales y agradezco eso”, aceptó.

El artista profundizó que sí “las revoluciones son necesarias” y que “no hay que pensar tanto qué quiere la gente sino qué quiere uno mismo y así tratar de buscar eso que todavía no hay”. Esa búsqueda, de igual manera, es un camino en lo que uno siempre estará abocado, según refirió. Si bien a veces le produce ansiedad pensar en qué pasaría si no tiene creatividad, indicó que “de repente cae una canción”. “Eso es lo más genial de todo, no hay fórmulas, y siempre busco diferentes maneras de componer. Siempre veo que uno trata de componer sobre lo que uno es o lo que uno ve, yo lo hago también, pero siempre trato de buscar otras aristas para componer que no sean solamente mi visión”, remarcó.

Asimismo, recordó el trabajo que realizó con todo un equipo humano para el video de “Cada cual por su lado” a quienes agradeció. “Lo más lindo del video fue que tomamos las decisiones en conjunto”, aseveró, además de exponer la importancia de que hoy día “podamos entendernos, sobre todo porque ahora más que nunca cuesta meterse en los zapatos del otro. Como que nos volvimos un poco más ariscos y desconfiados por la pandemia, pero que haya gente bondadosa a pesar de todo esto es algo que hay que resaltar. Hay que ayudarnos. Todos tenemos un mal día, pero el que tiene un mal día y sonríe a pesar de eso, esa persona es invaluable”, puntualizó.

Finalmente, Héctor observó que el estado de felicidad para él envuelve muchas cosas, incluso “la tristeza o la ira, porque es vivir al fin y al cabo”. “Que vos puedas tranquilamente pensar en tu pasado y decir ‘qué bueno’, a pesar de que algo haya sido una tragedia, o que puedas encontrar algo bueno dentro del caos es lo más hermoso. Creo que eso deberíamos buscar todos”, concluyó.

La dirección y guion del video estuvo a cargo de Cristóbal Cocuesta. La producción fue de Silvana Benítez.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD