“Las reinas del crimen” es una decepción

Un trío de excelentes actuaciones protagónicas no es capaz de salvar una película de crímenes que carece de impulso o coherencia a la hora de contar una historia que debería ser mucho más emocionante.

Elisabeth Moss, Melissa McCarthy y Tiffany Haddish en "Las reinas del crimen".
Elisabeth Moss, Melissa McCarthy y Tiffany Haddish, en "Las reinas del crimen".

Tomando como base un interesante cómic sobre tres esposas de miembros de la mafia irlandesa tomando las riendas del negocio, la guionista Andrea Berloff debuta en la dirección acompañada por un elenco más que prometedor de actrices que, trabajando con esa premisa, debería haber resultado en, como mínimo, una decente imitación de los clásicos de Scorsese sobre la mafia; como mínimo algo al nivel de, digamos, el Gángster Americano de Ridley Scott.

Pero el resutado final no es más que una colección de escenas, algunas de las cuales son individualmente interesantes o entretenidas, pero que no tienen mucha cohesión y forman una historia confusa que nunca parece tener demasiado en claro hacia dónde se dirige.

La historia comienza en 1978, en el notoriamente conflictivo barrio de Hell’s Kitchen, en Nueva York. Tres miembros de bajo nivel de la mafia irlandesa son arrestados por el FBI tras un asalto. Cuando el dinero de “compensación” que reciben de los socios de sus maridos resulta ser demasiado poco, Kathy (Melissa McCarthy), Ruby (Tiffany Haddish) y Claire (Elisabeth Moss) deciden entrar al “negocio” por su cuenta, usurpando los negocios de extorsión y protección de los socios de sus parejas con un éxito inesperado que comienza a darles mucho dinero pero también enemigos poderosos.

PUBLICIDAD
Elisabeth Moss, en "Las reinas del crimen", que se estrenó este jueves en cines de Paraguay.

El mayor problema de la película es doble: desde el momento en que las tres mafiosas en ascenso comienzan a establecerse, la película se siente perdida, sin un rumbo fijo, vagando inseguramente de subtrama en subtrama; el duelo entre Ruby y su influyente suegra (Margo Martindale), la relación entre Claire y el inmutable sicario Gabriel (Domhnall Gleeson), tratos peligrosos con la mafia italiana, la investigación del FBI... Todo es potencialmente interesante pero acaba sintiéndose carente de importancia debido a la incapacidad de la película de darle peso a sus acontecimientos.

Cada tanto, algo terrible ocurre que debería sentirse como el impacto de un meteorito, con consecuencias catastróficas para todo el mundo de la película, pero en vez de explorar las consecuencias de un asesinato o una traición, la película suelta esa trama como un gato pequeño para distraerse con otro de los hilos que tiene colgando enfrente, y hace sentir como que nada de lo que está pasando importa demasiado.

Con demasiada frecuencia, Kathy, Claire y Ruby toman decisiones con consecuencias potencialmente devastadoras sin que la película se tome el tiempo para explorar su razonamiento o sus consecuencias, sus victorias y derrotas vienen y van sin el peso dramático que deberían tener, y al guión de Berloff le encanta la idea de traer sorpresas y giros pero estos, con la excepción de uno en particular hacia el final de la película que sí está bien preparado y golpea duro, se sienten sacados de la nada.

Elisabeth Moss, Tiffany Haddish y Melissa McCarthy, en "Las reinas del crimen".

Lo único que impide que la película sea un fracaso total es el trabajo del trío protagónico: McCarthy como el miembro más “ético” y escrupuloso del trío, viendo con horror cómo la vida criminal no es compatible con virtudes como la piedad; Haddish férrea y determinada a lograr una relevancia que su entorno le negaba por su género y su color de piel; y Moss como una persona cuya nueva libertad y un pasado de abusos y violencia la llevan a una fascinación sangrienta por el nuevo poder que ostenta.

Además, hay buenas actuaciones secundarias de parte del siempre confiable Domhnall Gleeson y el tesoro viviente que es Margo Martindale.

Y aunque su guión está muy por debajo del nivel que uno esperaría de una guionista nominada al Óscar, la dirección de Berloff es efectiva y segura si uno mira las escenas como momentos individuales, y la directora tiene un talento particular para sobresaltar con arrebatos repentinos de violencia que golpean como un rayo.

Las reinas del crimen es una de esas películas que decepcionan de la forma que más duele, porque es inesperada. El talento delante y detrás de cámaras debería haber sido capaz de algo mejor.

--------------------------------------------------------------------------------

LAS REINAS DEL CRIMEN (The Kitchen)

Dirigida por Andrea Berloff

Escrita por Andrea Berloff (basada en un cómic de Ollie Masters y Ming Doyle)

Producida por Michael De Luca y Marcus Viscidi

Edición por Christopher Tellefsen

Dirección de fotografía por Maryse Alberti

Banda sonora compuesta por Bryce Dessner

Elenco: Melissa McCarthy, Tiffany Haddish, Elisabeth Moss, Domhnall Gleeson, Margo Martindale, Bill Camp, Bryan d’Arcy James, James Badger Dale, Jeremy Bobb, Common, E.J. Bonilla, Annabella Sciorra, John Sharian

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD