“Culpable”

Jake Gyllenhaal y el director Antoine Fuqua hacen un trabajo admirable inyectando tensión, urgencia y riqueza visual a una película que trascurre casi totalmente en un una sola habitación, pero el guion no está del todo a la altura del talento técnico y actoral en exhibición.

Culpable película Jake Gyllenhaal
Jake Gyllenhaal en "Culpable", disponible en Netflix.Netflix

(Disponible en Netflix)

Siempre es interesante ver a directores establecidos y por lo general bastante tradicionalistas como Antoine Fuqua – cuya amplia trayectoria está llena de películas de calidad pero que están lejos de ser experimentales – ponerse un desafío fuera de su zona de confort.

En Culpable – una “remake” de una aclamada película danesa del mismo nombre estrenada en 2018 – Fuqua se ve restringido por una historia que trascurre casi exclusivamente en dos salas de un centro de comunicaciones del sistema 911 de la Policía de Los Ángeles, a donde el oficial Joe Baylor (Jake Gyllenhaal) ha sido asignado mientras espera ser sometido a juicio por un incidente de aparente violencia policial.

El desafío parece haberle sentado bien a Fuqua, que hace un gran trabajo a la hora de elevar la tensión y el suspenso usando sabiamente las herramientas limitadas que tiene a disposición, buscando ángulos y encuadres interesantes para darle variedad visual a la acción en las oscuras salas con brillantes monitores del centro policial de comunicaciones.

La principal ventaja que el director sabe aprovechar, sin embargo, es su actor protagonista, encuadrando a Jake Gyllenhaal en tomas cerradas y claustrofóbicas que aprovechan cada movimiento errático de los ojos, cada temblor en la boca cuando a Joe se le atraganta una frase en medio de su creciente desesperación por lograr el rescate de una mujer que llamó al 911 afirmando estar siendo secuestrada por su pareja.

Gyllenhaal tiene una buena trayectoria interpretando a hombres complicados de comportamiento intenso y errático, incluyendo su previa colaboración con Fuqua en la olvidada y no demasiado extraordinaria pero supremamente bien actuada Revancha (2015), y esa química entre actor y director que era tan palpable en aquél drama sobre boxeo vuelve a estar presente aquí.

El filme también transmite de forma muy efectiva la sensación de presión sobre los trabajadores del 911 en una ciudad tan masiva como Los Ángeles.

Enormes monitores de televisión dominan la sala de operadores, mostrando visiones apocalípticas de enormes incendios forestales en las colinas de la ciudad, ocultando las emergencias de la ciudad bajo un manto de bruma tóxica.

El problema es que el guion de Nic Pizzolato (creador de la serie True Detective) no está a la altura de la dirección de Fuqua o la actuación de Gyllenhaal, al menos no cuando se toma pausas del drama inmediato del secuestro en proceso para entrar en la historia de Joe previa a los acontecimientos de la película para darle profundidad a su personaje.

La película pasa mucho tiempo tratando de enganchar al público en la historia del trágico pasado de Joe, pero las prolongadas conversaciones al respecto de Joe con su esposa o con su excompañero policía se vuelven repetitivas y algo irritantes en su falta de sutilidad o de contexto social; uno creería que una película sobre brutalidad policial en el ambiente sociopolítico actual de Estados Unidos tendría más cosas que decir sobre el tema pero Culpable o no está interesada o no se anima a decir mucho.

Y la forma en que al final la película intenta unir emocionalmente esa trama con el secuestro se sienten trabajadas a medias, y por lo tanto la catarsis de la gran decisión final de Joe se siente hueca y carente de peso.

Es como estar viendo dos películas, un tenso y atrapante thriller de suspenso y un torpe primer borrador de un drama social, mal cosidos el uno por el otro.

Culpable, por lo tanto, acaba sintiéndose como una ligera decepción, una película carente del peso emocional necesario para acompañar el gran trabajo en exhibición delante y detrás de cámaras.

--------------------------------------------------------------------------

CULPABLE (The Guilty)

Dirigida por Antoine Fuqua

Escrita por Nic Pizzolatto (basada en una película escrita por Emil Nygaard Albertsen)

Producida por Antoine Fuqua, Jake Gyllenhaal, Scott Greenberg, David Haring, David Litvak, Michel Litvak, Riva Marker, Svetlana Metkina, Kat Samick y Gary Michael Walters

Edición por Jason Ballantine

Dirección de fotografía por Maz Makhani

Banda sonora compuesta por Marcelo Zarvos

Elenco: Jake Gyllenhaal, Riley Keough, Peter Sarsgaard, Ethan Hawke, Eli Goree, Christina Vidal, Adrian Martínez, Beau Knapp, Da’Vine Joy Randolph, Paul Dano, Christiana Montoya, David Castañeda

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05