Denuncian a diputada por supuesto enriquecimiento ilícito

MINGA GUAZÚ. La diputada Blanca Marina Vargas de Caballero (ANR, cartista) fue denunciada en la Fiscalía Anticorrupción por los supuestos ilícitos de tráfico de influencia y enriquecimiento ilícito. La legisladora fue vinculada a dos empresas que fueron adjudicadas con contratos por G. 5.241 millones por la Municipalidad de este distrito, administrada por su esposo intendente Digno Caballero.

El intendente de Minga Guazú Digno Caballero (ANR, cartista) y su esposa diputada Blanca Vargas de Caballero.
El intendente de Minga Guazú Digno Caballero (ANR, cartista) y su esposa diputada Blanca Vargas de Caballero.gentileza

La queja fue presentada por los concejales disidentes Edgar Franco (ANR), Proto Meza (ANR), Eudes Mereles (ANR) y Óscar Romero Roa (ANR) ante la oficina del fiscal Anticorrupción Francisco Cabrera, en Asunción. Previamente el intendente Caballero fue denunciado por varios supuestos hechos de corrupción.

Los denunciantes resaltaron que, tras la divulgación de las declaraciones juradas de bienes, descubrieron que Vargas de Caballero antes de asumir como diputada en julio de 2013 era accionista de la empresa Po Kuarahy Rese SA y Dimafre SA. Se tratan de dos firmas “mimadas” por la administración municipal del intendente Caballero.

Lea más: Diputada es proveedora de Municipalidad administrada por su marido

El jefe comunal cartista había otorgado 19 contratos directos a la empresa Dimafre SA por un valor de G. 2.026.600.500 para la provisión de productos diversos y para obras municipales. Además, 15 licitaciones (13 fueron por contrato directo) a la empresa Po Kuarahy Rese SA por G. 3.060.691.160 para provisión de piedra basáltica y para obras.

Antes que se conozca la vinculación de la diputada con la firma Po Kuarahy Rese SA, los concejales informaron a la Fiscalía que se desconocía el destino de las piedras adquiridas por millonarios montos.

Además, los denunciantes comunicaron al Ministerio Público que la Comuna minguera había transferido millonarias sumas a la comisión vecinal “Instancia Territorial”, que a su vez compraba combustible de la empresa TyF SA, propiedad de la familia del clan Caballero-Vargas.

Los ediles disidentes igualmente sostuvieron en su denuncia el dudoso enriquecimiento de Vargas de Caballero. Indicaron que de humilde docente se convirtió en una acaudalada con una fortuna de G. 10.064 millones antes de asumir como diputada.

La diputada cartista será investigada en la causa 74/2020 caratulada “Investigación s/supuesto hecho punible lesión de confianza y otros”. En la misma causa es indagado el intendente Caballero.

Lea más: Denuncian a intendente ante la Fiscalía por supuesto faltante

Según la denuncia inicial, en la gestión del jefe comunal se detectó un presunto faltante de G. 716.639.380 en diferentes cuentas bancarias en la Comuna en el período 2019; además, de una supuesta malversación de G. 690 millones de royalties. También por la transferencia de G. 412.013.000 a tres comisiones sin conocerse la contraprestación a favor de la Comuna.

Versión de diputada

La diputada Vargas desafió a los denunciantes a demostrar las acusaciones y dijo que “empobrecimiento ilícito lo que deben denunciar”. Afirmó que poco después de asumir como legisladora vendió las acciones de Dimafre SA y de Kuarahy Rese SA antes que estas firmas fueran adjudicadas con los contratos municipales.

La parlamentaria reconoció que la empresa TyF SA es propiedad de su familia. Consultada si la comisión vecinal que recibe dinero municipal compra combustible de la firma, respondió “macanada, si la venta es libre y de donde quieren comprar van a comprar”.

En cuanto a su enriquecimiento, la diputada siempre se dedicaba también al comercio.

Lea más: Imputan a intendente de Minga Guazú por habilitar un vertedero sin licencia ambiental

Por otro lado, el intendente Caballero soporta una imputación penal por habilitar un vertedero municipal que no contaba con la licencia del Mades (Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible).

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.