Procesan a una mujer que extorsionaba a su compañero de trabajo y lo acusaba de ser espía internacional

Una mujer que hostigaba a su compañero de trabajo sindicándolo de espía y miembro de una banda internacional fue imputada por la fiscalía. La hoy procesada exigía alta suma de dinero y al no obtenerlo distribuyó panfletos para calumniarlo. La encausada identificada como Diana Raquel Ramírez Duarte deberá responder por una serie de hechos punibles como coacción, coacción grave, extorsión y extorsión agravada.

Federico Delfino, fiscal de antisecuestro y antiterrorismo.
Federico Delfino, fiscal de antisecuestro y antiterrorismo.Virgilio Vera, ABC Color

La investigación está a cargo del fiscal Federico Delfino, de la Unidad Especializada de Antiterrorismo y Antisecuestro. El representante del Ministerio Público solicitó además, al Juzgado Penal de Garantías que aplique la medida cautelar de prisión preventiva para la imputada.

Los antecedes del caso indican que, Ricardo Rodolfo Kiriluk, quien realiza actividades laborales en la empresa Desarrollos Madereros S.A., fija su residencia laboral en Ciudad del Este, Alto Paraná. También en dicha empresa trabajaba Diana Raquel Ramírez Duarte, desde el año 2014 hasta el 2019.

En una ocasión, en la propiedad de la empresa Desarrollos Madereros, en el tiempo en que Diana Ramírez seguía trabajando, se habían encontrado unas documentaciones de una persona extranjera, de nacionalidad ucraniana.

Dichas documentaciones fueron encontradas dentro del predio, por lo que se averiguó cómo y cuándo había ingresado esta persona, a lo que los guardias de seguridad del local, quienes registran la entrada de las personas manifestaron que esa persona ingresó con la señora Diana Ramírez y que ella no hizo figurar a la persona mencionada, por lo que fue consultada. Ella manifestó que se trataba de su pareja y que no tenía por qué ser identificada porque entraba con ella.

El caso es que, el señor Kiriluk recibió varios mensajes hechos desde números telefónicos con prefijos del extranjero en un teléfono perteneciente a la empresa Desarrollos Madereros S.A. No respondió a ninguno de los mensajes ya que desconocía los números telefónicos de los que procedían, así como todo lo que se mencionaba en los textos.

La imputada sería la responsable del envío de los mensajes citados por la víctima con el fin de coaccionar. También la imputada exigió a la víctima la suma de 2.000 dólares, para no involucrarse como miembro de una organización criminal internacional, o como miembro de una organización internacional de espionaje y/o inteligencia.

Siguiendo esa línea, la hoy imputada, en fecha 4 de enero de 2021, fue hasta el domicilio de la víctima con el fin de coaccionar, para obtener sumas de dinero. Ante la negativa de este y cumpliendo la amenaza, en fecha 14 de enero, la hoy imputada Diana Ramírez habría entregado en las oficinas de Mega Electrónicos, panfletos con el rostro de la víctima donde se exponía entre otras cosas que el referido era supuestamente agente de contrainteligencia del gobierno de Israel.

Las acciones coercitivas realizadas por la hoy imputada también afectaron a otros miembros de la familia Kiriluk, quienes habrían tenido que extremar medidas de seguridad a fin de evitar el accionar de Diana Ramírez y que pueda poner en peligro la integridad física de los integrantes de la familia Kiriluk.

Enlance copiado
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD