Neumólogo explica en guaraní cómo usar el saturómetro y los signos de alarma

El saturómetro se ha convertido en un dispositivo de uso muy frecuente en estos tiempos, por lo que es necesario saber cómo utilizarlo y qué hacer cuando nos muestra señales de alarma. El neumólogo Carlos Pallarolas hizo una explicación detallada en guaraní.

El nivel normal de oxígeno en la sangre es del 95% al 100%.
El nivel normal de oxígeno en la sangre es del 95% al 100%.

Se trata de un dispositivo pequeño que se coloca en forma de pinza “abrazando” un dedo de la mano y cuenta con una pequeña pantalla que muestra dos valores: la saturación de oxígeno, es decir la cantidad de oxígeno en la sangre en porcentaje, y la frecuencia cardíaca.

Se considera que el porcentaje adecuado y saludable de oxígeno en sangre es de entre el 95% y el 100%. Por eso, cuando la saturación se encuentra por debajo del 90% se produce hipoxemia, es decir el nivel por debajo de los normal de oxígeno en sangre. Y uno de sus síntomas característicos es la dificultad para respirar. Además, cuando se da un porcentaje inferior a 80 se considera hipoxemia severa.

Algunos pacientes con infección por COVID-19 pueden tener el oxígeno bajo en la sangre sin presentar síntomas que lo alarmen y su detección mediante este dispositivo permitiría una consulta temprana. Si bien esta decisión es individual, consideramos conveniente el seguimiento médico para una adecuada interpretación de las mediciones.

La saturación de oxígeno no es más importante que los otros síntomas de la persona. Si existen manifestaciones como tos, fiebre persistente, dificultad para respirar en reposo o en esfuerzo, voz entrecortada, dolor de pecho y/o confusión, independientemente del valor obtenido en el oxímetro, la consulta médica es pertinente.

Algunas personas pueden tener una saturación normal en reposo pero patológica ante esfuerzos y por esta razón, frente a un valor normal pero con síntomas de dificultad para respirar, se recomienda hacer la consulta.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.