CDE: nuevo caso de extorsión salpica a agentes de la comisaría 7ª

CIUDAD DEL ESTE. Un conductor de Uber, que fue retenido ayer durante un procedimiento policial, denunció que durante una intervención similar fue despojado de dinero en efectivo y hasta le obligaron empeñar su automóvil a cambio de no involucrarlo en tráfico de estupefacientes. La víctima recuperó su vehículo mediante la intervención del fiscal Luis Trinidad, pero éste llamativamente le sugirió que no denuncie el hecho.

Mario Alberto López Mercado, conductor de Uber que denunció un caso de extorsión por parte de agentes policiales.
Mario Alberto López Mercado, conductor de Uber que denunció un caso de extorsión por parte de agentes policiales.Radio 89.1

El nuevo caso de extorsión salió a luz ayer sábado luego de que cuatro agentes del grupo Lince interceptaran sobre la avenida San Blas un automóvil Toyota Axio, color plateado, sin la chapa trasera. Los ocupantes del vehículo: Mario Alberto López Mercado (24), Diego Marcelo Ávila López (32), Aldo Simón Valdez (25) y Manuel David Paredes Peralta, exigieron la presencia del Ministerio Público para permitir el cateo.

Ordenan prisión de policías investigados por rapto y robo

Ya en sede de la Fiscalía, López Mercado comentó durante una entrevista el calvario que supuestamente vivió en diciembre pasado en manos de agentes de la comisaría 7ª del barrio San José. Contó que en esa ocasión los uniformados lo llevaron preso al manifestarle que tenía restos de cocaína en su vehículo.

CDE: fijan preliminar para comisario acusado de extorsión a turista

Agregó que estando esposado fue golpeado y le solicitaron la suma de G. 8 millones, a cambio de no informar a la Unidad Especializada de Lucha Antinarcóticos del Ministerio Público.

“Le llamé a todo el mundo, mi papá es de Caaguazú y me dice que me iba a conseguir. Me agarran y me llevan esposado hasta Mallorquín en un (Toyota) Allion. Allí nos encontramos con papá, se sube al auto y les dice que solo tiene G. 5 millones y medio, ahí dijeron que por ese ya me iban a soltar”, recordó el joven trabajador.

No obstante, durante el trayecto a Ciudad del Este los uniformados exigieron a la víctima completar los G. 8 millones que habían acordado. Al llegar a la comisaría, ya los aguardaba un usurero quien completó la suma que faltaba y el trabajador se vio obligado a empeñar su vehículo.

Fiscalía se opone a liberación de supuestos polibandis

Al día siguiente, la víctima puso a conocimiento del fiscal Luis Trinidad, quien convocó a un comisario –cuyo nombre no dio a conocer-, quien accedió a devolver el vehículo y el dinero. Llamativamente -siempre según el relato del joven- el fiscal sugirió no realizar la denuncia formal para evitar represalias por parte de los policías.

Una semana después, el conductor de Uber sufrió un atentado armado del cual afortunadamente salió ileso. Las balas impactaron en el tablero, parabrisas y neumáticos del automóvil, siempre según la versión del joven.

Denuncian extorsión de policías por segunda vez

El fiscal Luis Trinidad, al ser consultado sobre el grave hecho señaló que no recuerda ningún caso de extorsión policial ocurrido en durante su turno en el mes de diciembre del año pasado. “Descarto categóricamente esa versión, yo no me reuní con ninguna víctima y tampoco pedí que no se hiciera la denuncia de un hecho tan grave”, señaló Trinidad.

Por último, la víctima manifestó que analizará con su abogada los elementos probatorios para accionar judicialmente contra los extorsionadores.

Enlance copiado
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD