Feminicidio: andaba suelto pese a que ya había intentado matar a su pareja

MINGA GUAZÚ. Rafael González, cuñado de la nueva víctima de feminicidio, Fermina López (40), contó que el hombre ya había intentado asesinar a su pareja hace dos meses y que venía advirtiendo que en el segundo intento ya no fallaría. Pidió a las mujeres romper el ciclo de violencia para evitar casos similares.

Silvio Salvador Zárate Encina, buscado por el brutal asesinato de su pareja.
Silvio Salvador Zárate Encina, buscado por el brutal asesinato de su pareja.

El cuñado dijo que la mujer venía sufriendo una terrible escalada de violencia en su relación y en octubre pasado ya había sido herida en una de las manos con un rifle por su pareja Silvio Salvador Zárate Encina (44). Ese hecho fue denunciado ante el Ministerio Público, pero este seguía por el barrio pese a contar con orden de captura.

Lea más: Asesinan brutalmente a una mujer en nuevo caso de feminicidio

“Ella no se animó a salir de esta situación; él se iba a dormir otra vez en la misma casa porque le amenazaba constantemente. Le llamaba y le amenazaba, todos los días le pedía que le hiciera videollamada. Todos les decían que salga de ahí, pero ella pensó que no la iba matar para no dejar a sus hijos sin madre”, contó González.

Agregó que el hombre venía diciendo a todo el vecindario que el primer intento había fallado, pero que el segundo ya sería mortal, lo que finalmente sucedió el pasado sábado, cuando esperó que su pareja durmiera para atacarla a hachazos a la altura de la cabeza y cuello, convirtiéndola en la octava víctima de feminicidio en el Alto Paraná.

Pidió a las mujeres romper ciclo de violencia

El cuñado de Fermina López pidió a las mujeres que son víctimas de violencia que se animen a salir de la situación para evitar un desenlace trágico y explicó que en el caso de su cuñada deja huérfanos a dos hijos menores (de 4 y 7 años) y tres mayores. “Tengan el valor de denunciar y salir de ese tormento, porque dejar huérfana a una familia es muy doloroso”, suplicó.

No había UTI disponible en el servicio público

La mujer agonizó durante casi 10 horas en el Hospital Distrital local, donde no cuentan con una sala de Unidad de Terapia Intensiva (UTI); además, tampoco había camas disponibles en el Hospital Regional de Ciudad del Este.

Los familiares, que son de escasos recursos, dijeron que no pudieron trasladarla a un centro médico privado, pues no reunieron los G. 50 millones que les solicitaban.

El atroz crimen

Fermina López (40) fue atacada a hachazos el sábado pasado por su pareja Silvio Salvador Zárate Encina (44) y murió ayer en horas de la mañana en el Hospital Distrital de Minga Guazú, a raíz de las heridas que sufrió en la cabeza y cuello. El feminicidio ocurrió en el interior de una vivienda situada en el km 21, lado Acaray del municipio minguero. El supuesto autor huyó tras el brutal ataque y continúa prófugo.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.