Recurren a acciones judiciales para usar sus propias camas de terapia

Los médicos de los servicios del Ministerio de Salud del Alto Paraná se ven obligados a recurrir a acciones judiciales para utilizar camas de UTI instaladas en el IPS. Las camas de terapias no pueden ser utilizadas debido al cese del convenio que rigió durante la emergencia sanitaria.

Desde el último trimestre del año pasado, muchas camas quedaron vacías por la reducción de afectados por el Covid-19.
Desde el último trimestre del año pasado, muchas camas quedaron vacías por la reducción de afectados por el Covid-19.abc color

Desde el cese de la emergencia sanitaria, el convenio entre el Ministerio de Salud y el IPS que regía para el funcionamiento del Hospital Integrado quedó sin efecto. Desde finales de abril pasado, el IPS dejó de admitir pacientes y 20 de 36 camas de UTI quedaron fuera de servicio.

Se realizaron sucesivas reuniones entre autoridades de ambas instituciones, a nivel central para destrabar el impedimento para la utilización de esas camas. De momento no hubo acuerdo y el lunes próximo se prevé otra reunión.

Lea más: Covid-19: del colapso a salas vacías en hospital

El director de la Décima Región Sanitaria, doctor Arturo Portillo, llamó a una conferencia de prensa este miércoles y afirmó que desde el Ministerio de Salud tienen toda la predisposición de mantener el trabajo conjunto.

El doctor Portillo y su equipo de trabajo enviaron dos alternativas de solución. Una consiste en la modificación del marco jurídico del convenio que permita seguir trabajando en forma conjunta, por lo menos con 16 a 24 camas. Otra propuesta es redireccionar recursos materiales, humanos, insumos y medicamentos hacia otras dependencias exclusivas del ministerio de salud pública.

Entre los hospitales en mejores condiciones para instalarse las camas de terapia intensiva figura el Hospital Distrital de Hernandarias, donde se están terminado dos nuevos pabellones y la instalación de una planta de oxígeno.

Lea también: Hay cada vez menos internados por Covid-19 en el Este

Por su parte, el doctor Federico Schrodel explicó que de momento están recurriendo a acciones judiciales para que se admitan los pacientes en el Hospital Integrado. Esto teniendo en cuenta que se trata de camas del Ministerio de Salud que pueden ser utilizadas tanto por pacientes afectados por covid-19 como otras patologías.

“Estamos trabajando con la Defensoría Pública para introducir a los pacientes al IPS, vía judicial. Tenemos esas camas de terapias funcionando que están con todas las máquinas en funcionamiento”, expresó.

Antecedentes

El Hospital Integrado respiratorio había sido instalado dentro del IPS regional de Ciudad del Este, mediante la unión de recursos materiales y de recurso humano de la previsional y del Ministerio de Salud. El establecimiento se utilizó para la atención de pacientes con covid-19, ya sean asegurados o no, tanto en terapia intensiva como internación normal.

El 28 de abril pasado, las autoridades del Hospital Regional del IPS de Ciudad del Este comunicaron a sus colegas de la Décima Región Sanitaria que ya no podían recibir pacientes. Esto debido a que con el fin de la emergencia sanitaria por el covid-19 el convenio que permitía el ingreso de enfermos no asegurados, quedó finalizado.

Conforme al inventario del Ministerio de Salud, unas 36 camas, además de otros equipos monitores, bombas de infusión, respiradores pulmonares de diversas marcas, cicladores, equipos de alto flujo, electrocardiógrafos, carro de paro y cardiodesfibrilador fueron destinados al Hospital Integrado.

De las 36 camas, 20 están totalmente fuera de servicio y amontonados en un depósito. Los otros 16 siguen en funcionamiento y cuatro de ellas están ocupadas con pacientes que ingresaron antes de la finalización del acuerdo.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.