Yoga para calmar la ansiedad y fomentar el buen vivir

Actualmente vivimos en un mundo en el que todo transcurre con gran celeridad, principalmente en la ciudad. Los días se nos pasan corriendo detrás de fechas de entrega o metas de resultado, y sin darnos cuenta se pasó la jornada sin tomarnos un espacio para detenernos y pensar en nosotros mismos. Esto trae consecuencias como ansiedad, miedo o dificultad de conciliar el sueño.

La práctica de yoga se conecta con la respiración, el momento presente, además de flexibilizar el cuerpo y la mente.
La práctica de yoga se conecta con la respiración, el momento presente, además de flexibilizar el cuerpo y la mente.

La instructora de Hatha Yoga, Yoga Terapeútico y Yoga para Infancias, Marcia Videla Ayala reflexiona un poco sobre el ritmo de vida y de cómo la práctica del yoga puede ayudar al proceso de mejoramiento de la calidad de vida.

El ritmo tan ajetreado en el día a día, el tráfico, el calor, los problemas personales, no dormir bien hacen que las personas muchas veces sufran más ansiedad.

“A esta forma de vida acelerada que llevábamos antes del covid-19 ahora se le suman las consecuencias del aislamiento en nuestra salud física y mental, debido a que nos vimos obligados a modificar nuestras maneras de vivir en algún aspecto”, dice explica Marcia Videla Ayala, instructora de Hatha Yoga, Yoga Terapeútico y Yoga para Infancias.

“Hoy, a casi dos años del inicio de la pandemia, comienzan a bajarse las restricciones, y pareciera que todo podría ir volviendo a la deseada normalidad, pero algunas actividades que antes desarrollábamos casi mecánicamente ahora pueden generarnos temor”, agrega.

¿Cómo el yoga ayuda a la respiración, a superar la ansiedad y el miedo?

Por lo general, aunque cada vez menos, se relaciona al yoga con una religión o con la práctica de posturas casi acrobáticas.

Sin embargo, es un método, una ciencia, “al decir de Indra Devi ´un método integral de evolución, que empieza con el perfeccionamiento del cuerpo humano y prosigue con el progreso espiritual`. Me gusta tomar esta definición, por su simpleza y riqueza”, refiere Ayala.

La ansiedad se relaciona a un hecho traumático o de estrés y a nivel del cuerpo se manifiesta como una fuerte presión en el pecho y dificultad para respirar.

Y si bien la salud mental es del campo de los profesionales de la salud y el yoga no suplanta la consulta con ellos, aporta herramientas prácticas para superar la ansiedad.

Esas herramientas las encontramos en la respiración. Muchas veces ante una circunstancia o noticia inesperada, nos quedamos sin respirar, al no respirar, tampoco podemos hablar ni razonar.

Y aunque es tan elemental que la respiración es la vida, al ser una actividad inconsciente la damos por hecha y no le prestamos la atención adecuada.

Cómo respirar para armonizar el cuerpo y relajarse

En una clase de yoga realizamos posturas, respiraciones y tenemos un espacio de meditación y relajación. Aprendemos a trabajar con el control de la respiración o pranayamas y se recomienda que esta actividad se realice bajo supervisión de una instructora o instructor.

Lo que podemos practicar solos en cualquier momento es la respiración que detallamos a continuación conocida como respiración profunda.

Para realizarla se puede permanecer de pie, sentarse en una silla o en el piso con las piernas cruzadas, siempre que la espalda permanezca recta y la postura sea cómoda y relajada.

La respiración se realiza con la boca cerrada, tanto inhalación como exhalación.

Se exhala y luego se deja que el aire llene la parte inferior de los pulmones, luego la central y la superior. Al inhalar se cuenta hasta cuatro y luego se comienza a exhalar contrayendo las costillas suavemente.

La particularidad de esta respiración es que aspiramos por el conducto faríngeo, en lugar de hacerlo por los conductos nasales. Es muy importante, resaltar que se trata de un ejercicio, por lo que no se puede realizar todo el tiempo.

Primero se comienza con cinco o seis respiraciones por día y se aumenta una respiración cada tres o cuatro días hasta llegar a un máximo de sesenta. Nunca se debe superar ese límite, ya que puede ser contraproducente.

La importancia de la respiración

La instructora de Hatha Yoga, señala que la práctica de la respiración profunda es muy efectiva y fácil de realizar, “la dificultad se presenta en desarrollar la voluntad de volver este ejercicio algo cotidiano. Al realizarlo conscientemente y de manera frecuente vamos disciplinando nuestra mente y luego de manera inconsciente cuando nos encontremos en una situación que pueda afectarnos, notaremos que sin pensarlo hemos incorporado esta práctica a nuestra vida cotidiana, superando paso a paso la ansiedad”.

“Si querés aprender más sobre la respiración y practicar yoga podés buscar algún lugar cercano a tu casa, y la modalidad de yoga que te resulte más apropiada. La práctica de yoga, nos conecta con la respiración con el momento presente además de flexibilizar el cuerpo y la mente y abrir el camino para el gozo espiritual”, dice Marcia Videla Ayala.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.