Chequeos femeninos anuales: lo que debo tener en cuenta para que no sean molestosos

Los chequeos periódicos ginecológicos son visitas preventivas al médico para comprobar que todo está yendo bien. Dichos estudios están diseñados para asegurarse de la buena salud del aparato reproductor femenino, ya que permiten detectar cuestiones de poca importancia antes de que se conviertan en afecciones de mayor gravedad.

Las consultas médicas anuales son vitales a la hora de prevenir las enfermedades, tales como el cáncer del cuello uterino.
Los chequeos periódicos ginecológicos son visitas preventivas para comprobar que todo está yendo bien y están diseñados para asegurarse de la buena salud del aparato reproductor femenino.Archivo, ABC Color

Durante los chequeos femeninos anuales, algunos temas sobre los que hablarás con el médico serán sobre los períodos menstruales, el crecimiento de los senos, los métodos anticonceptivos, las enfermedades de transmisión sexual (ETS), la sexualidad, las relaciones íntimas, el embarazo y la imagen corporal.

Lo más importante en los controles ginecológicos anuales o de rutina es que tendrás la oportunidad de hacer preguntas a tu médico sobre cualquier cosa que se te ocurra, pero también muchas mujeres acuden con miedo ya que muchas sienten dolores o molestias.

Para el doctor Rodrigo Rigoni, ginecólogo, existen varios puntos a tener en cuenta para que la realización de los estudios ginecológicos de chequeo anual sean una experiencia agradable para la mujer y no tornarse un episodio traumático, frustrante, incómodo y doloroso.

Para que los chequeos femeninos sean agradables debemos tener en cuenta

  • El profesional debe explicar el procedimiento que va realizar a la paciente de tal forma a que la misma conozca en detalle todos los pasos que implica el estudio y que pueda realizar las preguntas correspondientes a fin de responder a todas sus dudas.
  • Crear un ambiente de confianza y una buena relación médico - paciente.
  • Explicar a la paciente la importancia de estar relajada, que podría producir una leve incomodidad en la realización de ciertos estudios y que la misma avise si resulta muy doloroso para suspender el procedimiento.
  • Utilización de lubricantes o geles para la realización de los estudios que lo permitan.
  • Conversar con el ginecólogo de las molestias producidas durante ciertos estudios que pueden estar relacionadas con atrofia y resequedad vaginal las cuales tienen tratamiento para mejorar la calidad de vida y también disminuir los dolores durante la realización de los chequeos de rutina.
  • Tener un ambiente confortable donde la mujer se sienta relajada y no estresada al momento de realizarse los estudios.

Antes de acudir al control de rutina, atención con estos tips:

  • No utilizar supositorios ni geles anticonceptivos.
  • Evitar tener relaciones sexuales 24 a 48hs antes de la cita con el ginecólogo.
  • Cuidar la higiene íntima.
  • Evitar el uso de jabones antibacterianos y duchas vaginales.
  • La depilación del vello púbico antes del examen no es una regla o condición para su realización, sino más bien una comodidad de la paciente.
  • Informarse un poco sobre los estudios que se le serán realizados y preguntar al especialista todas las dudas que puedan surgir de estas.

Recomendación

Como recomendación final se debe recordar que todo procedimiento o acto médico que deba ser realizado con pudor de la paciente, debe ser tratado con sutileza y delicadeza con la finalidad de evitar al máximo las molestias que estas pudieran acarrear, y por sobre todo, dar todas las explicaciones a la paciente sobre qué estudios se le va a realizar, qué está buscando el médico y para qué lo va a realizar.

De esta forma, la paciente se sentirá cómoda para poder realizarse un buen examen ginecológico con la mínima molestia posible y de la manera más confortable.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.