La meditación conquista adeptos entre quienes llevan una ajetreada vida

BUENOS AIRES. La práctica milenaria de la meditación cautiva constantemente nuevos adeptos. Una inclinación que la ansiedad e incertidumbre generadas por la pandemia y el prolongado aislamiento disparó exponencialmente entre los argentinos, que hoy la utilizan para enfrentar la ajetreada vida cotidiana.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/6YXOWRQQ7JDOTENXSTVRP77VZM.jpg
Shutterstock

“Ansiedad e incertidumbre fueron dos fenómenos muy claros, muy marcados en el transcurso de la pandemia”, dice a Efe el psicólogo e instructor de ‘mindfulness’ Martín Reynoso, a cargo de “Train your Brain’', un proyecto dedicado a la enseñanza de esa práctica en Latinoamérica.

El “mindfulness” o atención plena “es una práctica contemplativa o meditativa en un sentido amplio: estar más atento, más conectado, con una disposición más positiva”, explica Reynoso, autor del libro “Mindfulness, la meditación científica”.

Instructor por más de 15 años, el psicólogo opina que si bien ya existía un marcado interés por la meditación, el aislamiento produjo una “explosión”: “Gente nueva y gente que había hecho el entrenamiento, que luego consolidó la práctica en su vida”.

Con origen en la antigua India, esta “forma de conectarse con el mundo”, fue sistematizada como entrenamiento por el doctor Jon Kabat-Zinn, académico de la Universidad de Massachusetts.

“Lo que la diferencia de otras prácticas es el contacto con todo lo que nos rodea, ya sea, fenómenos como pensamientos, emociones, sensaciones del cuerpo y también fenómenos externos, como sonidos, olores, sabores”, afirma Reynoso.

Durante un entrenamiento básico de ocho semanas, en “Train your Brain” se ofrecen las bases de las prácticas nucleares: el escaneo corporal, los ejercicios de yoga consciente y la meditación formal sentada, mientras que luego hay otras para la activación de la atención plena en la vida cotidiana.

“Hay personas que finalizan su práctica del mindfulness y se quedan con algunas herramientas básicas valiosas y otros que quieren incorporarlo como una práctica vital, en ese caso es bueno tener una pauta de práctica propia en el hogar”, señala el experto.

CONECTARSE A LA MEDITACIÓN

Cerca de alcanzar el millón de usuarios, la aplicación de meditación en castellano “Pura mente” ofrece contenidos de audio con prácticas guiadas para diferentes niveles, muchas de acceso gratuito y otras por suscripción.

Martín Becerra, CEO, socio fundador de la firma y aficionado a la práctica de la meditación, observó que en muchas personas existía “preocupación por el estrés”, por “su bienestar”, “sus emociones”, y pensó en esta idea que lanzó en 2018, comenta a Efe.

Acorde con el creador de “Pura mente", desde el lanzamiento de las primeras meditaciones hasta 2020, esa inclinación se consolidó, mientras que durante el aislamiento “hubo un empujón” y la meditación “pasó un poco de boca en boca”, como una buena herramienta para ese momento. “Después creo que todo fue siguiendo una tendencia que venía con bastante envión”, afirma.

Con categorías como desarrollo personal, de la atención, concentración, conciliación del sueño, e incluso meditaciones específicas para niños de 5 a 10-12 años, los contenidos de la aplicación son utilizados por diversos públicos, desde usuarios jóvenes, entre los 20 y 30 años, hasta adultos mayores y adolescentes.

Según el CEO de “Pura mente”, suele ocurrir que muchos han escuchado sobre los beneficios de la meditación, pero transcurre bastante tiempo hasta que llegan a practicarla: “Muchas personas mencionan que finalmente pudieron hacerlo gracias a la facilidad que se propone en el producto, en las meditaciones”, manifiesta.

En Argentina y el mundo

Beatriz Goyoaga, periodista de política y economía, voluntaria desde hace 25 años en “El arte de vivir”, ONG fundada por Ravi Shankar, que ella coordina en Latinoamérica, comenta que en la pandemia tuvieron un aumento del 200 % en la demanda de técnicas de meditación y relajación.

“Hemos asistido online a cientos de miles en el mundo, transmitiéndoles meditación, respiración, tranquilidad y dándoles tips de alimentación sana para tener el sistema de defensas más alto. Muchísimos miles se han quedado porque estaban satisfechos”, dice a Efe la autora del libro “Del gin tonic a la meditación”.

Goyoaga explica que desde la organización que representa, que tiene presencia en 156 países, se ofrecen diversos cursos presenciales y online de varias sesiones cortas, en las que transmiten técnicas de respiración y a través de un mantra la meditación.

“En esta pospandemia y en plena pandemia mental y emocional, que es el resultado de lo que nos ha dejado la covid-19, la gente está desesperada por encontrar el equilibrio que perdió, o les hablaron de que hay algo para recuperar el equilibrio, y el que no perdió el equilibrio quiere investigar”, manifiesta la periodista.

Independientemente del enfoque que se elija para su ejercicio, diferentes estudios científicos sugieren que la práctica diaria de la meditación ayuda a la relajación, puede disminuir el estrés y contribuye a conciliar el sueño, entre otros beneficios que permiten enfrentar los vaivenes de la vida.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.