¿Qué hacer si su hijo arma un berrinche en el supermercado?

Ir de compras con un hijo al supermercado puede convertirse en una verdadera tortura. Uno como padre quisiera desaparecer cuando justo delante de la caja se tira al suelo gritando y pataleando. ¿Qué hacer? ¿Retarlo o ignorarlo? ¿Irse o quedarse?

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GZGILAT47RGGHGVHDW6JAMIFQI.jpg

Las madres y los padres suelen saber cuándo puede aparecer un berrinche así, por ejemplo cuando el niño está cansado. "Por eso conviene planificar el día con tiempo, de manera de minimizar el riesgo", aconseja la experta alemana Dorothea Jung.

También hay que tener en cuenta que un día en la guardería puede ser agotador para un pequeño. Ir de compras justo después puede ser la gota que colma el vaso.

Cuando el griterío es fuerte es importante que los padres se queden con el niño. Sobre todo en la edad rebelde.

PUBLICIDAD

"Los padres deberían decirle que entienden totalmente su frustración, pero no deberían ceder", señala Jung. Cuando el niño está muy metido en su berrinche, conviene esperar. En ese momento no está muy receptivo. Es mejor hablar del tema cuando se haya calmado.

También sirve acordar previamente con el pequeño que podrá elegir algo para comprar y especificar bien qué.

Muchas veces también funciona distraer al niño con algunos trucos. Por ejemplo: "Cuando salgamos, vamos al parque donde nos espera tu amigo con la excavadora" o "Cuando lleguemos a casa, prepararemos una rica leche chocolatada".

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD