Escapadas a Marte, prioridad de la exploración espacial

PARÍS (AFP). Al menos tres misiones de exploración volarán hacia el planeta Marte con la esperanza, cada vez más creíble, de detectar señales de una vida pasada y, en el futuro, de posarse en él.

El ciclo de la mecánica celeste ofrece una oportunidad cada 26 meses, cuando la distancia entre Marte y la Tierra es más corta de lo habitual, lo cual facilita el viaje (55 millones de kilómetros, que de todos modos suponen unos seis meses de viaje).

Tres países figuran en la parrilla de salida. Emiratos Árabes Unidos la estrenará, enviando el 15 de julio la primera sonda árabe interplanetaria de la historia, “Al Amal” (“Esperanza”), para estudiar la atmósfera del planeta. Le seguirá China, que también celebrará su bautismo marciano con “Tianwen” (“Preguntas al cielo”) , con una sonda y un pequeño robot guiado por control remoto, el 25 de julio.

La más ambiciosa es la de Estados Unidos con “Marte 2020”: será lanzada el 30 de julio para llevar el rover Perseverance, que marcará el comienzo de un programa faraónico de toma de muestras para traerlas a la Tierra. Una etapa clave en la búsqueda de vida.

Estaba prevista una cuarta iniciativa ruso-europea, “ExoMars”, pero se aplazó hasta 2022.

PUBLICIDAD

La carrera al planeta rojo no es nueva: nuestro vecino más cercano recibe desde los años 1960 decenas de sondas automáticas, en su mayoría estadounidenses, en órbita o en tierra, pero muchas han fracasado.

Desde los años 2000, con el hallazgo de que en el pasado hubo agua líquida en su superficie, el interés por el planeta se ha disparado hasta convertirse en la prioridad de la exploración espacial.

EE.UU., Europa, India, China y Emiratos tratan de afirmarse como potencia científica y espacial. En 2024 lo hará Japón, que enviará una sonda para explorar Fobos, una de las lunas de Marte.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD