Entierro de la atleta keniana Agnes Tirop asesinada por su marido

NAIROBI. La atleta keniana Agnes Jebet Tirop, asesinada por su marido, fue enterrada hoy en el condado de Nandi, en el oeste de Kenia, en una ceremonia a la que acudieron miles de personas.

Agnes Jebet Tirop, de Kenia, en una foto de archivo de 2018.
Agnes Jebet Tirop, de Kenia, en una foto de archivo de 2018.154107+0000 KARIM JAAFAR

El funeral de Tirop, plusmarquista mundial femenina de 10 kilómetros en ruta y especialista en los 5.000 metros, se celebró en la escuela primaria de la localidad de Kapnyamisa, con la presencia de más de 5.000 personas, la mayoría de ellas deportistas, que quisieron despedir a la que es considerada una de las mejores atletas que tenía este país africano.

"Es muy triste que estemos celebrando su vida hoy, el día en que nació (23 de octubre de 1995), en lugar de su cumpleaños", dijo Peres Jepchirchir, corredora de fondo profesional keniana, en declaraciones recogidas por el medio local Nation.

"Tirop era una de las mejores atletas que iba a ganar la medalla de los 10.000 metros que Kenia ha estado buscando durante mucho tiempo", agregó.

Durante la ceremonia, los atletas dedicaron una canción a la fallecida y se guardó un minuto de silencio para esta estrella del atletismo cuya carrera profesional fue interrumpida a la edad de 25 años.

"Ella iba a ser la próxima campeona mundial y olímpica", declaró entre lágrimas Hellen Obiri, medalla de oro en la carrera de 5.000 metros en el Mundial de Londres (2017).

Entre los presentes se encontraban también el atleta keniano David Rudisha, poseedor del récord mundial de los 800 metros planos; el medallista de bronce del Campeonato Mundial de Atletismo, Amos Kipruto, y el atleta especialista en los 3.000 metros obstáculos, Ezekiel Kemboi, entre muchos otros.

Además, Lord Sebastian Coe, presidente la federación internacional de atletismo, y Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, enviaron sus condolencias.

Tirop fue asesinada por su marido, Ibrahim Rotich, quien confesó el crimen dejando una nota asegurando que su relación con la plusmarquista estaba "llena de peleas" y por eso "decidió acabar con su vida".

El pasado 13 de octubre, las autoridades kenianas encontraron el cuerpo sin vida de Tirop en el interior de su casa, un suceso que ha conmocionado tanto al país como a la comunidad internacional del atletismo.

Su marido fue arrestado un día más tarde por la Policía "mientras intentaba huir a un condado vecino para evadir a la justicia", según anunció el Directorio de Investigaciones Criminales (DCI) de Kenia.

"Ahora tenemos pruebas abrumadoras para confirmar el asesinato. El informe de la autopsia y la nota de confesión del sospechoso, así como el descubrimiento de las armas que acabaron con la vida de la atleta -un cuchillo y un garrote de madera- son indicios contundentes", señaló el Oficial de Inteligencia del subcondado de Keiyo del Norte (oeste), Andolo Munga.

Tirop estableció el pasado 12 de septiembre en Herzogenaurach (Alemania), con un crono de 30:01, un nuevo récord mundial de 10 kilómetros en ruta rebajando por 29 segundos la plusmarca universal de esta prueba (sólo con mujeres en liza) que poseía desde el 8 de junio de 2002, con 30:29, la marroquí Asmae Leghzaoui.

La atleta había logrado, además, dos medallas de bronce en los 10.000 metros de los Mundiales de atletismo de 2017 y 2019 y se había proclamado vencedora de la prueba femenina del Cross de Itálica en 2018.

Asimismo, Tirop integró este año el equipo keniano en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde quedó fuera del podio de los 5.000 metros por muy poco al acabar en cuarta posición por detrás de la holandesa Sifan Hassan, su compatriota Hellen Obiri y la etíope Gudaf Tsegay.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05